viernes, 9 de septiembre de 2005

Begoña Errazti, acude este domingo a la celebración de la Diada en Barcelona, invitada por ERC

“Estamos en una coyuntura de oportunidad para exigir el respeto a la realidad de nuestros pueblos, y en nuestro caso, hallar una solución definitiva al problema de la violencia que padecemos desde hace décadas y de lograr la normalización política de nuestro país. Debemos dar fin a las vulneraciones de derechos, que generan situaciones de sufrimiento e injusticia, vulneraciones que si se resuelve definitivamente el conflicto, se solucionarán en cascada. Por ello, tenemos que aprovechar responsablemente la oportunidad política que se está abriendo en estos momentos”, afirma la presidenta de EA.

“Acudimos a Barcelona para celebrar junto con nuestro partido hermano, ERC, el día de reivindicación nacional de Cataluña, que aprovechamos para manifestar y fortalecer nuestra solidaridad y el apoyo entre los pueblos vasco y el catalán en ese esfuerzo común por conseguir el reconocimiento de nuestros derechos nacionales por parte del Estado español y francés, en el contexto de esa Europa de los pueblos a la que aspiramos conjuntamente, y en cuya defensa colaboramos en el Parlamento Europeo, a través de la ALE”, afirma Begoña Errazti.

CUESTIÓN DE RESPETO A LA PLURALIDAD

“Además de una reivindicación nacional con una base cultural e histórica fundamental, el reconocimiento de Euskal Herria y Cataluña debe entenderse como una cuestión de reconocimiento y respeto de la pluralidad de los estados en los que actualmente se asientan nuestros pueblos. El centralismo que hoy comparten los dos partidos mayoritarios en España, PP y PSOE, no respeta la realidad como sujeto político de nuestros pueblos, para los que reclamamos el reconocimiento de los mismos derechos democráticos que tienen los pueblos que hoy se estructuran como Estado, ni más ni menos. Lo mismo que tienen y defienden franceses y españoles pedimos para vascos y catalanes”, apunta.

“Estamos en un momento de cambios y de revisión del modelo territorial del Estado español, de reformas estatutarias, tras 25 años de incumplimientos por parte de los sucesivos gobiernos de PP y PSOE. Es momento de readaptar el marco jurídico político a la realidad actual, de avanzar en el desarrollo político y democrático de Euskal Herria y Cataluña, paso a paso, con firmeza y con responsabilidad”, concluye.