miércoles, 25 de enero de 2006

Respuesta a varias peticiones vecinales


Sopelana tendrá bidegorris hasta las playas y los centros escolares
Los técnicos municipales han propuesto una red de carriles bici como respuesta a varias peticiones vecinales
El Correo


Sopelana dispondrá de una red de bidegorris de unos seis kilómetros de longitud. La propuesta ha surgido después de que un grupo de vecinos solicitase al Ayuntamiento la apertura de carriles para bicicletas que comunicasen con diferentes puntos del municipio costero.

Las autoridades locales analizan actualmente el anteproyecto elaborado por los técnicos municipales, cuyo objetivo de partida es conectar el casco urbano con las playas. El planteamiento recoge, además, la posibilidad de que los bidegorris comuniquen con centros escolares, «para facilitar que los estudiantes puedan utilizar un medio de transporte limpio y ecológico», según indicó el concejal de Comunicación, Información y Turismo, Ricardo Ibarra.

El entramado más importante del casco urbano se recoge en la zona de Abaro. Allí se plantea un bidegorri que comunicará con el Instituto de Sopelana. «Esto permitiría a los alumnos utilizar la bicicleta para dirigirse al centro escolar», explica Ibarra, quien añade que está propuesto otro enlace desde este punto con el área de Zaldu.

Zona costera

Otro tramo importante es el de la zona costera. En este caso el Ayuntamiento espera que el Departamento de Medio Ambiente de la Diputación foral vizcaína colabore. El recorrido planteado enlazaría con el ya existente en la zona de Getxo y, por la franja costera, con la futura calle Zientoetxe, cercana a la playa de Atxabiribil, que será realidad una vez puesto en marcha el proyecto de construcción de viviendas residenciales en la zona. Ibarra espera que este mismo año empiecen los trabajos.

El mismo carril para bicicletas enlazaría con las áreas de Bareñu, Asu y Loiola. «En esta zona ya hay un camino por el que se pueden dirigir los ciclistas hacia las playas, pero hay en proyecto un bidegorri». Parte discurrirá por el futuro puente peatonal de Bareño, que enlazará con las dos márgenes de la carretera BI-637. En el área de Asu aún está pendiente el inicio de las obras del futuro polígono residencial que, según estima Ibarra, «podrían empezar para el año siguiente». La red de carriles bici enlazaría incluso con Berango, partiendo de Abaroa.