viernes, 26 de octubre de 2007

Abertzaleen indarren batasunaren alde apostua egiten du Begoña Erraztik


La presidenta de EA, Begoña Errazti, avanzó hoy que la nueva ponencia política de su partido apostará "clarísimamente" por la consulta y advirtió de que, si no se admite, se desembocará en "un espacio de confrontación institucional" que podría plantear "una situación de necesidad de resistencia cívica".

Efe Bilbao

Errazti hizo estas declaraciones en una rueda de prensa celebrada en Bilbao para anunciar "un esbozo general" de la ponencia política -"la estrategia del partido para los próximo tres años", recalcó- del VIII Congreso de EA, que se celebrará en diciembre y sobre el que la dirigente no quiso desvelar si se presentará a la reelección.

Adelantó que la ponencia girará en torno a seis epígrafes, que versarán sobre los "principios ideológicos, la normalización política, los retos y presupuestos de la socialdemocracia, la vertebración institucional, la integridad territorial de los siete territorios que constituyen Euskal Herria y la concepción de Euskadi en un marco superior, que es de la Unión Europea".

Señaló que estos ejes pretenden que EA "siga caminando hacia sus objetivos fundacionales, que son la independencia de Euskadi, la constitución de un estado del bienestar en el marco de la Unión Europea y, a medio corto plazo, continuar insistiendo en las necesidades fundamentales de resolución del conflicto de este país", así como ahondar en el concepto de socialdemocracia y defender "un nacionalismo cívico".

"La independencia es, en definitiva, una vía para hacer que los ciudadanos tengan mucho mejor resueltas sus necesidades de bienestar", argumentó.

"Apoyamos la consulta porque es nuestra también", afirmó Errazti, quien agregó que, si no se admite, "habrá que ir a un espacio de confrontación institucional" no deseado que podría activar una situación de necesidad de resistencia cívica o desobediencia civil".

A este respecto, subrayó que "hay ejemplos en el mundo y no es una novedad. Ahí está Gandhi", ejemplificó.

Destacó que, "según las encuestas de los últimos días", el 65% de la ciudadanía vasca participaría en la consulta y "sólo el 15% dice que no haría. Si esta es la franja de representatividad del PSE y el PP, que niegan la consulta, es muy cortita para impedir este derecho democrático", sostuvo.

Indicó que, "si se niega el derecho a decidir", pondrán sus esperanzas "en el ámbito europeo, en la larga tradición democrática de otros países de la Unión Europea, que no es la del Estado español".

Estimó que "el proceso de paz está en un momento de regresión, pero no roto" y remarcó la apuesta de su formación "por dialogar absolutamente con todos" y por "exigir a ETA el fin de su actividad".

Errazti apuntó que la ponencia se mostrará contraria al concepto de transversalidad "si se entiende como veto" y no como sinónimo de "consenso y mayoría democrática".

Expuso, con relación a las palabras vertidas por Joseba Egibar para conformar una coalición electoral nacionalista para los próximos comicios, que la ponencia "no recoge" un eje sobre alianzas, si bien matizó que la posición de EA es "bastante clara" y aboga por "la necesidad de aunar fuerzas abertzales".

"Planteamos la superación clara del autonomismo que ahora soportamos tanto en Navarra como en la Comunidad Autónoma del País Vasco", agregó.

"Ante la negación sistemática de los poderes centralistas español y francés del derecho de autodeterminación que nos asiste, insistiremos en el principio democrático, una idea clave" que significa que "ni siquiera hace falta ser pueblo o nación, sino que, si una mayoría democrática así lo quiere, tiene derecho a decidir y a constituirse como una organización política diferenciada", según Errazti.