viernes, 27 de agosto de 2010

El "camino" hacia la paz y la independencia "no tiene vuelta atrás"


Urizar reclama a ETA que declare "de una vez por todas" una tregua "verificable" que no deje duda de que no hay "marcha atrás"

SAN SEBASTIÁN, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar, ha asegurado que "el camino iniciado para lograr la paz, la normalización política y la independencia de Euskal Herria no tiene vuelta atrás" y, tras indicar que el nuevo curso político debe ser "definitivo para el futuro de Euskal Herria", ha animado a "poner más nerviosos a quienes ven que el cambio político va en contra de sus intereses".

En un acto celebrado en San Sebastián con motivo del inicio del curso político, al que han asistido, entre otros, Unai Ziarreta, Maiorga Ramirez o Ikerne Badiola, Urizar ha afirmado que el proceso iniciado "genera ilusión en un amplio sector de la sociedad vasca", pero también "nerviosismo en los inmovilistas".

El líder de EA ha destacado el cambio experimentado en la situación política vasca durante el último año, en el que se ha dado "un paso de gigante" en el trabajo para conseguir la unidad de fuerzas abertzales. En este sentido, ha indicado que el curso que ahora se inicia debe ser "definitivo para el futuro de Euskal Herria".

"No vamos a seguir diciendo que vamos a dar los primeros pasos del cambio porque ya están dados, y ahora lo que toca es desarrollarlo, ampliarlo y afianzarlo", ha insistido, advirtiendo de que "no va a valer el más de lo mismo", ni "jugar a dos bandas", porque "ha llegado la hora de definirse, retratarse y decidir si lo que interesa es el protagonismo político o hacer protagonista a la sociedad, de elegir entre jugar a la gobernabilidad del Estado que nos niega nuestros derechos como pueblo o hacerle frente".

A su entender, "la nueva situación política viene definida por dos aspectos: el hecho inequívoco de que, por primera vez, el conjunto del movimiento político soberanista está de acuerdo en el hecho de que sólo las vías democráticas, no violentas y civiles sirven para la lucha por la independencia y la firma del primer pacto estratégico entre dos formaciones vascas".

Según ha explicado, el primero de estos aspectos constituye "un avance decisivo para caminar hacia la normalización, hacia la confrontación política de las ideas, de todas las ideas, con el objetivo de que todos los proyectos políticos estén en igualdad de condiciones", así como "también, por supuesto, en el sentido de que todos los proyectos puedan llevarse a cabo siempre que la sociedad les preste su apoyo". "Este año --ha añadido-- debe visibilizarse un avance para algo tan sencillo como necesario: que se respete la voluntad de la ciudadanía vasca".

Sobre "el acuerdo estratégico de bases entre fuerzas independentistas", Urizar ha señalado que "la situación histórica, con el nacionalismo español campando a sus anchas en las instituciones vascas con ayuda de sus leyes y la necesidad de superar la violencia, nos han llevado a buscar nuevas fórmulas, nuevos caminos para avanzar hacia la independencia con quienes se han comprometido con este objetivo y, por supuesto, con un camino para alcanzarlo".

Urizar ha reiterado la disposición de Eusko Alkartasuna para lograr acuerdos "en el camino hacia la autodeterminación", subrayando que desde esta formación "nunca hemos vetado a nadie en este camino", si bien ha precisado que "no se puede llevar a un marco de reivindicación del derecho a decidir a quien no tiene voluntad de superar este marco político agotado, a quienes sólo cogen la bandera de la autodeterminación por interés electoral".

ETA "NO TIENE SITIO"

El dirigente de EA ha advertido de que ETA "no tiene sitio en un acuerdo político entre fuerzas que tienen claro que todo lo que haya que hacer se hará por vías democráticas y no violentas". En este sentido, ha opinado que el acuerdo firmado entre su partido y la izquierda abertzale es "el argumento que en la historia reciente más ha deslegitimado a ETA, por su apuesta inequívoca por las vías estrictamente democráticas".

A su entender, la banda terrorista "lo que tiene que hacer es declarar de una vez por todas" una tregua, que "le está pidiendo la sociedad vasca" y ha recordado que los mediadores internacionales ya le realizaron un emplazamiento en este sentido, al que la izquierda abertzale se adhirió. Esta tregua, según ha añadido, debe ser "verificable" para que no quede duda de que "va a ser definitivo y sin marcha atrás".

El político vasco ha lamentado "oír discursos que nos hacen llevar las manos a la cabeza", con comentarios sobre "determinadas actitudes constituyen traición, de qué porcentaje de personas hay en ETA a favor o en contra de una tregua, de que cualquier avance en materia de pacificación es sólo una trampa". "Parecen deseosos de que algo salga mal y les permita así mantener su status quo", ha denunciado.

También ha expresado su preocupación por los episodios de quema de contenedores y mobiliario urbano que se han registrado y, tras recordar que EA "los ha condenado como hemos condenado siempre cualquier acto violento venga de donde venga", ha censurado su "utilización política".

"Algunas valoraciones son directamente provocaciones para retroceder en lo ya avanzado e ir subiendo el nivel de exigencia hasta lo que cada uno necesite. ¿Cómo, si no, se puede calificar lo que pasó tras los ataques de Zarautz? Que si gamberrismo y consumo de alcohol, que si gamberrismo radical espontáneo, ¡Pero si hasta Interior ha tenido que salir a decir que las valoraciones de este tipo de actos hay que hacerlas tras contrastar las informaciones!", ha añadido.

Asimismo, el dirigente de EA ha apuntado, en relación a los últimos ataques, que "ha quedado claro que esa vía no es por la que la izquierda abertzale ha apostado".

Urizar se ha dirigido a los afiliados de EA para asegurarles que, en el futuro, este partido continuará trabajando como en el último año, en la convicción de que "todo lo que vaya a pasar en adelante será fruto de un trabajo con dos premisas: discreción y participación interna".

"NINGUNA DESERCIÓN"

Ante "la expectación que despierta el hipotético reflejo de la unidad abertzale en las urnas", ha reiterado que "las elecciones no van a condicionar el cambio político, el acuerdo estratégico de fuerzas soberanistas" y ha resaltado que "la apuesta por aunar fuerzas es y debe ser un proceso independiente de las elecciones".

Por ello, ha asegurado que "la maquinaria electoral interna de Eusko Alkartasuna está en marcha", de modo que "en breve" se darán a conocer los cabezas de lista para los comicios de 2011, y ha reconocido estar cansado de "las amenazas de ilegalización, con los pronósticos de fagocitación, con los augurios de cesión de listas".

En este sentido, ha afirmado, en relación a las recientes declaraciones del dirigente de Hamaikabat Iñaki Galdos, que "no hemos encontrado ninguna deserción más que la desbandada acompañada de sueldos de hace un año".

El secretario general de EA ha lamentado que, "un año después de haber abandonado" este partido, en Hamaikabat "tengan que buscar titulares hablando de Eusko Alkartasuna", a la vez que les ha recomendado que "se ocupen de convencer al PNV para que les hagan un hueco, porque no va a ser muy fácil ya que el PNV tiene esos pocos votos de más de antemano".