jueves, 9 de septiembre de 2010

La petición de prohibir la manifestación del sábado constituye un intento de criminalizar las ideas políticas


EA denuncia el inmovilismo de los estamentos del Estado y subraya que en Euskal Herria se ha abierto una nueva etapa en la que no caben los obstáculos a la acción política.

Eusko Alkartasuna ha calificado la petición de prohibir la manifestación convocada para el sábado por el colectivo Adierazi EH de intento de criminalizar las ideas políticas. La formación soberanista ha advertido de que la voluntad de la ciudadanía, que apuesta por los derechos humanos y políticos del conjunto de la sociedad vasca, como dice el lema de la manifestación, no se doblegará ante prohibiciones provenientes de estamentos de tan dudosa legitimidad democrática como la Audiencia Nacional.

Eusko Alkartasuna ha criticado duramente la petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y ha afirmado que "parece que hay estamentos que no se quieren enterar de que en Euskal Herria se ha abierto un nuevo clima político en el que no caben los obstáculos a ningún tipo de actuación política".

"La persistencia en esta postura de inmovilismo va a terminar pasando factura a quienes la practican, porque es insostenible el axioma de ´todo es ETA´", ha manifestado Eusko Alkartasuna que ha confiado en que no se confirme la petición de la Fiscalía y "el movimiento soberanista tenga la posibilidad de salir a la calle de forma pacífica, democrática y masiva para reclamar unos derechos legítimos que como país nos corresponden a Euskal Herria y a su ciudadanía".