miércoles, 19 de octubre de 2011

EA llama a arriesgar por la paz y por cerrar definitivamente la puerta al conflicto político


Pello Urizar afirma que EA comparte el diagnóstico de la Conferencia Internacional para la Resolución del Conflicto, reclama a ETA el cese definitivo de su actividad armada y pide al Gobierno español que “aproveche la oportunidad de soltar el nudo del conflicto político”. A continuación, la valoración íntegra del secretario general de EA sobre las conclusiones de la Conferencia:


Agerraldi hau hasi aurretik eskerrak eman nahi dizkiegu atzo Gatazkaren Konponbidea Sustatzeko Nazioarteko Konferentzian parte hartu zuten nazio eta nazioarteko eragile guztiei. Eta eskerrak bereziki Lokarriri, bere lanik gabe Konferentzia ezinezkoa izango zatekeelako.

Eta ekimen horretan parte hartzeari uko egin diotenei gauza bat bakarrik esan nahi diegu: ateak irekita jarraitzen duela, Euskal Herriaren etorkizuna guztion artean eraiki behar dugulako.

Queremos comenzar esta comparecencia agradeciendo la participación de todos los agentes nacionales e internacionales que han participado en la Conferencia Internacional para la Resolución del Conflicto que emitió sus conclusiones ayer. Y un agradecimiento especial a Lokarri, ya que sin su trabajo la Conferencia hubiera sido imposible.

A quienes no han querido estar sólo les decimos que la puerta sigue abierta, porque el futuro de Euskal Herria lo vamos a construir entre todos y todas.

Creemos que dentro de unos años, desde la perspectiva que da el tiempo, valoraremos como muy importante la aportación de la Conferencia, que ha hecho algo que era absolutamente necesario en este país. La mayor aportación de la Conferencia ha sido reunir a prácticamente la totalidad de agentes sociales, políticos y sindicales para compartir los diagnósticos de la situación sin más exclusiones que las de quienes se han autoexcluido. Además, con el valor añadido, todo un lujo, habría que decir, de contar con figuras de primer orden mundial para acompañarnos, ofreciéndonos el valor de su experiencia, en el camino que la inmensa mayoría de la sociedad vasca quiere recorrer: el camino hacia la paz y la normalización política.

Como Eusko Alkartasuna, nuestra participación en la Conferencia ha sido doblemente satisfactoria, porque el texto de la Declaración final es absolutamente coincidente con las tesis políticas que llevamos 25 años defendiendo.

La principal consecuencia que hemos sacado del enriquecedor contacto con los representantes del Grupo Internacional de Contacto y con el resto de los expertos que han estado en Euskal Herria en las últimas semanas es que merece la pena arriesgarse por la paz. Como dice la declaración aprobada ayer, "cuando hay una verdadera oportunidad para la paz debe ser aprovechada" y hoy es posible acabar con el conflicto.

Jakin badakigu hemendik gutxira hauteskundeak egingo direla, eta gauza bat eta bestea banantzea zaila dela, baina bakearen alde arriskuak hartzera dei egiten dugu, gatazkaren garaia behin betiko ixteko eta Euskal Herrian aro politiko berri bat irekitzeko. Euskal gizartea ondo baino hobeto daki zer egoeratan gauden, bakea hatzamar puntekin ikutzen garela, eta benetan uste dugu gizarte honek ez duela aukera hau alferrik galtzen utziko duena barkatuko.

Hau ez da dominak jartzeko unea, ez eta hauteskunde kalkuluak egiteko ere. Orain eragile bakoitzak bere ardura betetzeko eta berari dagokion lana egiteko ordua da, betiere herrian eta gizartearengan pentsatuz.

Sabemos que estamos a mes y medio de las elecciones y que es difícil separar una cosa de la otra, pero realizamos un llamamiento a arriesgar por la paz, arriesgar por cerrar definitivamente la puerta al conflicto y abrir una nueva etapa histórica en Euskal Herria. La sociedad vasca es consciente de la situación en la que estamos, de que estamos tocando la paz con la punta de los dedos, y creemos sinceramente que no perdonará a quien insista en dejar pasar la oportunidad.

No es el momento de ponerse medallas, ni de hacer cálculos electorales. Es el momento de que cada agente aborde la parte del trabajo que le toca hacer, pensando en el país y en la sociedad.

Ya hemos dicho que estamos de acuerdo con el diagnóstico que hizo público ayer la Conferencia, así que creemos que nos toca, como a todos los partidos, hablar de política.

Por eso, y dando afortunadamente por cerrado el ciclo de la violencia, queremos subrayar nuestro convencimiento, compartido por la mayoría de la sociedad vasca, de que el conflicto vasco es un conflicto político que debe tener una solución política.

Horregatik, behin betiko normalizazioa iritsiko da marko juridiko-politikoa eta euskal gizartearen borondate politikoa bat datozenean. Horixe izango da normalizazioaren neurria: marko legala euskal gizarteak bere ordezkari politiko zilegien arteko elkarrizketaren eta adostasunaren bitartez, inolako betorik gabe eta inor baztertu gabe, erabakitzen duena izan dadila.

Marko hori, argi dago, herritarrek berretsi egin beharko dute hautestontzietan eta bere muga bakarra gizartearen borondatea izango da; beraz, independentzia aukera bat izango da.

Azken batean, bai Eusko Alkartasunak bai Konferentzian parte hartu duten eragileek proposatzen duguna demokrazian sakontzea baino ez da.

Por eso, la normalización definitiva habrá llegado cuando el marco jurídico-político coincida con la voluntad política de la sociedad vasca. Esa será la medida de la normalización: que el marco legal sea el que la sociedad vasca ha decidido mediante el diálogo y el acuerdo de sus legítimos representantes políticos, sin vetos ni exclusiones. Este marco deberá, evidentemente, ser refrendado por la ciudadanía en las urnas y no tiene más límite que la voluntad ciudadana por lo que, por supuesto, la independencia es una opción.

Lo que se propone, tanto desde Eusko Alkartasuna, como desde los participantes en la Conferencia, no es otra cosa que profundizar en la democracia.

Este camino no se puede hacer sino en total ausencia de violencia. Y total quiere decir que debe ponerse fin a todo el sufrimiento generado por el conflicto y sus consecuencias, además de abordarse un proceso para el reconocimiento y reparación de todas las víctimas originadas por el conflicto político y la realidad de las múltiples violencias, sin excepción.

En este sentido, reiteramos el llamamiento realizado en las conclusiones de la Conferencia para que ETA cese definitivamente su actividad armada. Los pasos que ha ido dando ETA hacen irreversible su decisión de abandonar las armas y consideramos que es el momento de ofrecer a la sociedad vasca la decisión definitiva.

Bide hau indarkeriarik gabeko agertoki batean bakarrik egin daiteke. Inolako indarkeriarik gabe, eta horrek esan nahi du gatazkak eta bere ondorioek eragindako sufrimendu osoari amaiera eman behar zaiola, eta biktima guztiei aitortza eta erreparazioa eskaintzeko prozesu bati heldu beharko zaiola, biktima guztiei salbuespenik gabe, gatazka politikoak eta mota guztietako indarkerien errealitateak eragindako biktima guztiei.

Horren harira, Konferentziak bere ondorioetan egindako deialdia berretsi egiten dugu, ETAk bere jardun armatua behin betiko bertan behera uzteko. ETAk eman dituen urratsek itzulezin bihurtzen dute armak uzteko bere erabakia, eta uste dugu hauxe dela euskal gizarteari behin betiko erabakia eskaintzeko unea.

Eta, baita ere, ausardiaz jokatzeko eta arriskatzeko deia berretsi egiten dugu, bereziki espainiar Gobernuaren kasuan. Gobernuak ezinezko izango du Kofi Annan bezalako adituen iritzia baino aitzakiarik hobea aurkitzea euskal gatazkaren korapiloa askatzen hasteko; ez du aukera hau alferrik galdu behar.

Puede que al Gobierno español se le haga más difícil hacer público su compromiso con el conflicto vasco en los términos en que la sociedad vasca le reclama, precisamente porque su inmovilismo y sus continuos y públicos recelos respecto al proceso de cambio político le van a dificultar los siguientes y necesarios pasos.

Por eso creemos que si a alguien le ha venido bien la Conferencia auspiciada por Lokarri es al Gobierno español. Por eso, insistimos en el llamamiento a la valentía, a arriesgarse, especialmente en el caso del Gobierno español. Será imposible encontrar mejor coartada que la opinión de expertos de la talla de Kofi Annan para decidirse a comenzar a soltar el nudo del conflicto político vasco; no debe desaprovechar la oportunidad.

Fuente: EUSKO ALKARTASUNA