jueves, 30 de junio de 2005

EA considera que la ausencia de violencia es necesaria para acuerdo, pero no para la mesa


La presidenta de EA, Begoña Errazti, consideró que no es imprescindible el fin de los atentados de ETA y de la violencia callejera para la conformación de una mesa de partidos en la que esté Batasuna, aunque sí lo es para llegar a un acuerdo de normalización política entre todas las formaciones.

Errazti realizó estas declaraciones antes de mantener una reunión de trabajo con los consejeros de EA en el nuevo Gobierno vasco: Esther Larrañaga (Ordenación del Territorio y Medio Ambiente), Tontxu Campos (Educación) y Joseba Azkarraga (Justicia, Empleo y Seguridad Social).

La presidenta de EA respondió a preguntas de los medios sobre las palabras del lehendakari, Juan José Ibarretxe, quien advirtió ayer a Batasuna de que la "verdadera mesa de partidos" sólo se puede constituir en ausencia de violencia de ETA y sin kale borroka.

Errazti consideró que Batasuna, que interpretó ayer las palabras del lehendakari como una "condición" para incorporarse a dicha mesa, "no debió entender claramente el mensaje del lehendakari", y dejó claro que "EA no ha puesto ninguna condición a la formación de nada, más bien al contrario".

Tras indicar que "nadie ha discutido hasta ahora" que sea preciso el fin de la violencia para poner en marcha el foro de partidos, advirtió de que "discutirlo a estas alturas puede suponer un retroceso interesado para que se genere una confrontación artificial que retrase la conformación de la mesa". No obstante, precisó que, para llegar a "cualquier acuerdo" entre todas las formaciones, "tenemos que seguir exigiendo el principio fundamental de que ETA deje la actividad armada".

Para la presidenta de EA, el proceso se encuentra en un momento de "búsqueda de interlocución entre los partidos", que tiene que desembocar en un diálogo "discreto" entre los agentes políticos.

Errazti explicó que, probablemente, no habrá un sólo foro, sino más de uno, al referirse a la posibilidad de abrir una mesa en Navarra, e insistió en que "las mesas o mesa tienen que ser sin ningún tipo de exclusiones". Planteó que los partidos deben aplicar una "dosis de responsabilidad" y "dejarse de enfrentamientos estériles", para trabajar de cara a posibilitar la formación de la mesa, labor en la que el Gobierno vasco, el Parlamento vasco y los partidos deben ser "agentes activos".

"EA tiene las ideas absolutamente claras. Esta legislatura es la del cambio, del avance soberanista, de la exigencia del reconocimiento de la nación vasca y de nuestra capacidad de decidir y de consultar a la ciudadanía", manifestó.

En cuanto a la reunión que ha mantenido con los tres consejeros de EA, explicó que el partido y estos tres miembros del Gobierno "coordinarán" todas sus actuaciones, ya que el Ejecutivo autonómico "necesita el apoyo incondicional de nuestro partido para cumplir los objetivos que nos hemos marcado".