martes, 7 de junio de 2005

El bilingüismo del PP



La concejal del Partido Popular de Sopelana, Berta Rodríguez, ha exigido que se garanticen los derechos lingüísticos de los corporativos y que se instale un sistema de traducción en el Ayuntamiento que facilite la comunicación entre los concejales.
Rodríguez ha dicho que “el idioma debe servir como vehículo de comunicación y entendimiento entre las personas; en el País Vasco tenemos dos lenguas oficiales pero el uso de una de ellas no puede utilizarse como desencuentro y conflicto en el Consistorio.”

Es una actitud muy extendida entre los llamados bilingüistas monolingües: son grandes defensores del bilinguismo para los demás, pero para ellos sólo admiten el uso del castellano. Resulta más que molesto que gente que lleva años viviendo en Euskadi pretenda hacernos creer, a menudo con prepotencia, que no entiende su lengua propia (así definida en el Estatuto), y exijan el uso del castellano a los demás. Son posiciones cerriles que no se deberían consentir ni a los funcionarios ni a quienes desarrollan su actividad cara al público.
No hay más que analizar el comportamiento del PP en Alava y Navarra o acceder a su página web
http://www.ppvasco.com
y pulsar en ongi etorri para ver a donde nos llevan.