viernes, 22 de julio de 2005

ELA acusa al PNV de Sopelana de «crear malestar con su actitud prepotente»


TXEMA IZAGUIRRE/El Correo

Los representantes de ELA en el Ayuntamiento de Sopelana han arremetido contra el equipo de Gobierno local, al que acusa de presentar una «actitud prepotente con la que crea un profundo malestar y división entre los trabajadores». Según un portavoz del sindicato nacionalista en el Ayuntamiento se «contrata personas a dedo, como 4 directores de libre designación, asignados al área de Personal, Seguridad Ciudadana, Obras y Servicios e Informática». Concretamente este último puesto, según aluden los representantes sindicales, estaba para que lo cubriera un funcionario.

El sindicato censura también que se haya dado el visto bueno al organigrama de la plantilla «sin presentarnos la propuesta hasta el último día en que se aprobó en Pleno. Son hechos consumados, porque les presentamos un organigrama con 37 firmas de apoyo, frente a las 50 posibles», dice el mismo portavoz.

Los representantes de los trabajadores se quejan asimismo de que «hay personal que, como no les ríe las gracias, le cambian de puesto». En este caso citan a un monitor deportivo que ha pasado a ocupar un puesto temporal en la biblioteca.

Contratos sin examen

Los representantes del sindicato nacionalista llegan a asegurar que «se ha contratado personal para la Brigada de Obras sin pasar examen ni entrevista». Según estos trabajadores, «el culpable de la situación es el portavoz del PNV municipal, Ricardo Ibarra, y el alcalde, Imanol Garai, por su sumisión».

Por su parte, fuentes municipales apuntaron ayer que en el Ayuntamiento, como «en todas las administraciones, deben convivir trabajadores funcionarios, laborales y contratados vía empresas. La cuestión a debatir con el sindicato sería la calidad de los contratos que tienen».