lunes, 25 de julio de 2005

Errazti dice que EA no se conformará con el traspaso de competencias porque pretende el reconocimiento como nación


Afirma que "es un riesgo innecesario" para la paz condicionar a la ausencia de violencia la creación de la mesa de diálogo La presidenta de Eusko Alkartasuna, Begoña Errazti, advirtió hoy de que EA no se conformará con el traspaso de las competencias pendientes que "deben ser transferidas inmediatamente", porque su pretensión es profundizar en el autogobierno y el reconocimiento del pueblo vasco "como nación". Además, aseguró que es "un riesgo innecesario" para la pacificación condicionar la creación de la mesa de diálogo multipartito a la ausencia de violencia y apuntó que su existencia no debe impedir buscar mecanismos que lleven a la paz.

En una entrevista concedida a Europa Press, Errazti manifestó que "las transferencias pendientes no son discutibles" y que el Gobierno central "lo único que tiene que hacer es traspasarlas" porque no son "una donación o una gracia", sino que están contempladas en el Estatuto, una Ley "que se ha incumplido sistemáticamente". "Tienen que transferirlas de inmediato porque llevan más 25 años de retraso", aseveró.

La dirigente nacionalista dijo que los socialistas "teóricamente defienden el Estatuto y luego lo incumplen" y reprochó que el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, haya afirmado que "no es el momento" de traspasar las competencias. "Que un ministro diga que incumple una norma, una Ley Orgánica, me parece grave", aseveró.

A su juicio, el PSOE mantiene una postura "absolutamente contraria al autogobierno y la profundizacion en él" y se cierra a "nuevas posibilidades como estamos viendo también en Cataluña".

Tras calificar de "inaceptable" la postura del Gobierno de Zapatero, destacó que se trata del mismo partido que el de Patxi López y que "demuestra su nulo talante de respeto democrático a la Ley". "Es evidente que el Partido Socialista es un partido de adscripción nacional española, que defiende la unidad española a todos los efectos y que, lógicamente, va en contra de la pluralidad nacional dentro del Estado español", aseveró.

Sobre la negativa del Ejecutivo central a traspasar la competencia de prisiones, Begoña Errazti recordó que "todo lo que está en el Estatuto de Gernika tenemos derecho a que se transfiera inmediatamente ya". En este sentido, señaló que "es evidente que el Gobierno vasco se tiene que pelear las transferencias".

"DEBATE FALSEADO"

Asimismo, advirtió que, con el tema de las competencias, se pretende "desvirtuar el verdadero debate" que se centra en la solución del conflicto, la profundización en el autogobierno y dar una respuesta a las exigencias de la ciudadanía vasca "de reconocimiento de la nación vasca, de su capacidad de decisión y cómo hacer encajar todo esto democráticamente en los próximos tiempos".

"Este es el debate fundamental, no las transferencias. Aquí hay un juego interesado de intentar desvirtuar el propio debate en torno a los derechos y las nuevas relaciones con el Estado español que hay en este momento en nuestro país y, para eso, se están utilizando las transferencias, pero es un debate falseado. Las transferencias se tiene que dar y punto final", añadió.

Por ello, emplazó a "separar, de una vez por todas, las transferencias pendientes, que no las tenemos porque los diferentes gobiernos del Estado no han querido cumplir la norma estatutaria". "Han hurtado unos derechos a la Comunidad Autónoma Vasca y a Navarra", indicó.

En esta línea, instó a que no se confundan ambas cuestiones porque "podría parecer que las transferencias son suficiente". "Nosotros estamos en un debate mucho más adelantado, en el de que esta Norma ya no sirve, hay que hacer otra y hay que saberse las nuevas relaciones con el Estado", agregó.

MESA DE DIALOGO

Además, expresó su convicción de que "es un riesgo innecesario" para la pacificación condicionar la creación de una mesa de diálogo multipartito a la ausencia de violencia y señaló que, a partir del otoño, los partidos tendrán que trabajar en favor de este foro.

Además, consideró que "se está hablando demasiado, desgraciadamente y haciendo afirmaciones rotundas" sobre que, para conformar la mesa, no debe existir ya la violencia. "Lo que no podemos hacer es que la propia existencia de la violencia nos impida buscar los mecanismos para lograr su fin", agregó.

La líder de EA afirmó que su partido exige el fin de la violencia y seguirá haciéndolo en el futuro, pero destacó la necesidad de "generar la interlocución" necesaria para poder superar el conflicto. Por ello, advirtió de que, "empezar a dar vueltas y vueltas" antes de crear la mesa es "un riesgo".

En su opinión, el objetivo de los partidos y de la creación del foro es "el cese definitivo de la violencia" y precisó que "necesariamente habrá un interregno en el que desgraciadamente la violencia va a existir".

BATASUNA

Errazti se mostró, además, convencida que "hay discursos de vías políticas que antes no había" en Batasuna y señaló que no ha oído a la formación abertzale afirmar "nada contrario al discurso de Anoeta".

La dirigente de EA afirmó que Batasuna tiene "una responsabilidad política", al igual que el resto de formaciones, incluídas el PP y el PSE-EE. A su juicio, la participación de populares y socialistas en una mesa de diálogo que incluya a la formación de Otegi "es un tema de responsabilidad"

"Nuestra experiencia de toda la vida es que las exclusiones o autoexclusiones no llegan muy lejos. El PP y el PSE tienen una obligación política de buscar la solucion al conflicto, como la tiene EA o cualquier otro partido o la propia Batasuna", concluyó.