miércoles, 20 de julio de 2005

Ziarreta insiste en que la solución al conflicto «pasa por reconocer la soberanía del pueblo vasco»


Ziarreta insiste en que la solución al conflicto «pasa por reconocer la soberanía del pueblo vasco» El Grupo Parlamentario Eusko Alkartasuna concluye el curso político en la Cámara vasca fijando el plan de trabajo para la legislatura que se acaba de iniciar. En una reunión de grupo celebrada esta mañana en el Parlamento de Gasteiz los parlamentarios se han repartido las responsabilidades y han establecido las prioridades de su trabajo.

Karmele Antxustegi, que sustituye al consejero Joseba Azkarraga en su escaño, se encargará de las áreas de pesca, agricultura, acción social y sanidad;
Onintza Lasa trabajará en los temas relacionados con cultura, juventud y EITB; Idoia Cuadra se responsabilizará de transportes, educación y ordenación territorial; Nekane Alzelai llevará economía, comercio y turismo, medio ambiente, trabajo y mujer; Juan Porres, interior y vivienda; Rafael Larreina industria y derechos humanos, y Unai Ziarreta, además de ser el portavoz, será responsable de las áreas de justicia y acción exterior.

Unai Ziarreta ha afirmado que “una de las prioridades de nuestro trabajo la constituirán los temas que nos permitan seguir avanzando en el proceso de cohesión social, los que otorguen a la ciudadanía la infraestructura que necesitan para desarrollar su proyecto vital, como la Ley de Empleo, la Ley de Educación o los temas relacionados con las prestaciones sociales y el medio ambiente”.

Además de para avanzar en las cuestiones referidas al día a día de la ciudadanía, Ziarreta explicó que la recién iniciada legislatura será clave para caminar hacia una solución del conflicto político. “Ha llegado el momento de dar respuesta a este tema”, ha declarado, para añadir que, en esta situación, tanto el Gobierno vasco como el Parlamento Vasco deberán ser agentes activos a favor de la normalización y la pacificación política.

El secretario general y parlamentario de Eusko Alkartasuna reiteró que la solución al conflicto pasará por el “respeto absoluto a los derechos humanos, el reconocimiento del pueblo vasco como sujeto de decisión, con sus siete territorios y el derecho del pueblo a decidir su futuro”. Unai Ziarreta considera que “si se llega a un pacto sobre estas cuestiones, podríamos hablar de superación del conflicto, porque si no llegamos a un acuerdo, aún en una situación de cese definitivo de la violencia, seguirían latentes los problemas y no estaríamos en una situación de normalización política”.