miércoles, 16 de noviembre de 2005

NOTA DE PRENSA EN RESPUESTA AL COMUNICADO HECHO POR EL EQUIPO DE GOBIERNO DEL AYUNTAMIENTO DE SOPELANA SOBRE LA MESA DE DIALOGO

Una vez más y como nos tiene acostumbrados, el equipo de Gobierno del ayuntamiento de Sopelana miente al afirmar que los representantes de la Plataforma anti-OTA de Sopelana hemos declinado sentarnos a la mesa de diálogo que D. Ricardo Ibarra, lamentablemente Teniente-Alcalde de este municipio, se ha sacado de la manga justo antes de la elección de la Junta Municipal del PNV. Recordamos que la Junta Municipal del PNV de Sopelana dimitió, acto realmente inusual en la historia de Euskadi, por discrepancias con el Gobierno Municipal, también del PNV, pero con un talante definitivamente bastante menos democrático, como se verá a continuación.


Recordamos al Sr.Teniente-Alcalde del municipio que:
1. NO HEMOS SIDO INVITADOS a la citada mesa de diálogo. Nadie se ha puesto en contacto con nosotros, con lo que difícilmente podemos haber comunicado respuesta alguna al respecto.
2. El Sr. Teniente-Alcalde se puso en contacto con los grupos políticos, como ya quedó constancia en nuestra la anterior, y decidieron crear esta mesa. Sin embargo, en lugar de contactar con el resto de los colectivos implicados, D.Ricardo Ibarra contactó con la prensa porque su interés real es vender su producto de cara a la próxima Junta y próximas elecciones, aunque no parece realmente interesado en solucionar el problema que existe en Sopelana.
3. Nuestra intención es de tomar parte activa en la mesa de diálogo si somos invitados, Sr. Ibarra, no mienta y pregunte si quiere obtener una respuesta de nuestra parte.

La Plataforma anti-OTA de Sopelana exige al Sr. Teniente-Alcalde de Sopelana que demuestre las mentiras que ha vertido en la nota de prensa. Estamos especialmente interesados en saber:
1. Cuándo hemos sido invitados a formar parte de esa mesa.
2. Con qué miembro de la plataforma ha contactado.
3. Quién ha declinado la invitación que, según él, hemos declinado, esperamos que amablemente, al menos.
4. Cuándo hemos respondido a la invitación que él no ha efectuado.

Sr. Ibarra -vea que la cortesía puede sobre nuestros pensamientos- esta jugada que ha hecho mintiendo en la nota de prensa es indigna hasta para usted. Debería usted hacer honor al puesto que ostenta en el Consistorio y no dejarse llevar por su orgullo y ambición.