martes, 17 de enero de 2006

EA y ERC destacan que el autogobierno y el derecho a decidir están en la base del Estado de Bienestar


Eusko Alkartasuna y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) han hecho una valoración muy positiva de la decimotercera edición de las Jornadas Parlamentarias, celebradas entre ayer y hoy en el Parlamento Vasco, y consideran cumplidos todos los objetivos fijados inicialmente. Por un lado, porque este encuentro ha permitido profundizar en la relación de ambas formaciones, hermanadas desde hace ya varios años, y analizar sus iniciativas en diversos campos sectoriales en sus ámbitos respectivos; por otro, porque ha dado a los parlamentarios de uno y otro lado ocasión de conocer de primera mano los últimos movimientos en torno a los procesos abiertos en nuestros respectivos países. Además, es de especial importancia para EA el interés que han despertado estas Jornadas entre nuestros afiliados y militantes, tal y como quedó anoche de manifiesto en las charlas organizadas en Tolosa, Santurtzi, Gasteiz e Iruñea, en las que se congregó un altísimo número de personas, una circunstancia que nos anima aún más a profundizar en el camino abierto con ERC.
Asimismo, desde una perspectiva progresista y socialdemócrata, tanto EA como ERC han aprovechado este encuentro para reiterar su firme apuesta por el fortalecimiento del Estado de Bienestar, desde el convencimiento de que el principal objetivo de todas las políticas impulsadas desde la Administración debe ser la justicia social, la protección y la salvaguarda de todos los derechos sociales. Autogobierno y Bienestar han sido y son sinónimos tanto en Euskal Herria como en Catalunya; de ahí la apuesta de EA y ERC por el reconocimiento del derecho a decidir, porque la autodeterminación, en una palabra, es el camino más corto para la consecución de la calidad de vida que nuestros respectivos pueblos merecen.

La presidenta de Eusko Alkartasuna, Begoña Errazti, señalo que tanto su partido como ERC tienen el compromiso de ´forzar la devolución de los derechos de nuestras dos naciones´ por parte de ´los partidos centralistas y el imperialismo español´. Además, consideró que la pacificación y la normalización política de Euskadi deben ir ´indiscutiblemente unidas´.