viernes, 18 de mayo de 2007

Contacto directo con la gente



Contacto directo con la gente
EL MUNDO, JUEVES 1 7 DE MAYO DE 2 0 0 7

BILBAO.– Será como luchar contra Goliat. Una batalla casi imposible que está dispuesta a dar armada de argumentos, vitalidad e ilusión. Ella no es David, está claro, pero sí Leire Pinedo, cabeza de lista por EA en Sopelana y que aspira a hacerse un hueco en un Consistorio del que ahora su formación está fuera. La mayoría absoluta del PNV en la localidad «desde que se instauró la democracia », recuerda ella, pesa aún demasiado.
Esta mujer, menuda, inquieta y activa, confía en que las cosas puedan cambiar y que EA vuelva a tener representación en Sopelana.
En noviembre fue elegida para liderar la lista de este municipio costero. Aún no había ley de paridad, «así que nadie me podrá decir que fui elegida por ser mujer, sino por mí misma», defiende.

Cree que lo ideal sería que no hiciera falta una ley de este tipo, «pero esperemos que ahora la presencia de la mujer se garantice de este modo y que pronto sea sólo por su valía, sin que haga falta una ley».


‘Vértigo’

A sus 31 años, esta joven, «de ‘Sope’ de toda la vida» no oculta que le dio «algo de vértigo» asumir la responsabilidad de encabezar una lista a pesar de que conoce bien lo que son unas elecciones. Lleva casi una década figurando en las candidaturas de EA.

Su inquietud política le viene de familia. Su padre pertenece a EA «desde que se fundó» y en su casa hablar de política es algo habitual: «Siempre me ha atraído. En mi familia siempre se ha hablado de estos temas. Hay gente de distintas opiniones políticas, como en casi todas las familias, ¿no?».
De trato fácil, cercano y alegre, Leire se pasea por Sopelana intentando transmitir sus ideas, «porque aquí los medios de los que disponemos son escasos.

Apostamos por el contacto directo con la gente». En su solapa izquierda una pequeña chapa con el emblema de EA es la única referencia política que exhibe la candidata. «La gente me conoce. Muchos se te acercan a preguntarte cosas y eso me gusta.
Creo que en la política se pueden hacer muchas cosas».
Su vínculo oficial con el partido es relativamente reciente. Se afilió hace tres años. «Cuando terminé mis estudios y me asenté laboralmente, creí que era cuando podría dedicarme más al partido». Estos días compagina sus obligaciones laborales en una entidad financiera –por las mañanas– con la campaña electoral, por la tardes.

En Sopelana no habrá mítines de EA, al menos al estilo tradicional.
El único acto de estas características que celebrará la formación nacionalista tendrá lugar la próxima semana en Uribe Kosta, «no sé sime tocará hablar, creo que no, pero si lo tengo que hacer no habrá problema », asegura resuelta.
En su discurso los aspectos relacionados con la identidad del País Vasco, de su futuro y su autogobierno son los primeros que afloran. «Siempre he querido trabajar para cambiar la situación política de nuestro país, trabajar por nuestras aspiraciones ». En este punto asegura que la coalición con el PNV en comicios anteriores «se hicieron porque el país lo necesitaba».

Más vivienda

En su apuesta programática, fija el problema de la vivienda en Sopelana como la primera preocupación.
«Aquí los precios de los pisos son desorbitados. Además, el gobierno actual no termina de entregar las VPO prometidas,
que se están retrasando más de la cuenta. Creo que también se debe cambiar la política del suelo y fomentar el alquiler en Sopelana».
Su condición de joven le lleva a afirmar que es un colectivo del que el equipo de gobierno municipal no se ha preocupado especialmente.
«No tienen ninguna alternativa de ocio. Deberían tener un centro propio donde poder organizar sus actos, un centro que incluso los propios jóvenes autogestionasen». En el mismo sentido apuesta por promover en el municipio una escuela pública infantil, «si no, ¡cómo se va a poder compaginar la vida familiar y laboral sin que dispongamos de los medios apropiados!».
Leire no olvida tampoco uno de los principales problemas de una localidad costera como la suya: la expansión urbanística.
«No puede ser que se permita el ‘colonialismo’ urbanístico que se está produciendo. Es importante preservar la costa, para eso hay que fomentar más las relaciones con los departamentos de Medio Ambiente».

http://www.geocities.com/leire_pinedo/articulo.pdf