miércoles, 9 de mayo de 2007

EJES DEL PROGRAMA FORAL DE EUSKO ALKARTASUNA



1.- UNA ADMINISTRACIÓN MÁS EFICAZ, CON MAYORES COMPETENCIAS PARA LOS AYUNTAMIENTOS

Cada institución debe centrar su actuación exclusivamente en las competencias que le corresponden, y los Ayuntamientos deben prestar más servicios al ciudadano y contar con una mayor financiación.

Defendemos la integración plena de los municipios en el modelo financiero y la fijación de unos principios de disciplina competencial y de lealtad que obliguen a cada institución a ceñirse a sus competencias y a gastar sólo en su ámbito natural de actuación, evitando y duplicidades de gasto y potenciando así la participación ciudadana en las decisiones.


2.- UN SISTEMA TRIBUTARIO JUSTO Y PROGRESIVO

Promoveremos, como lo hemos hecho hasta ahora, modificaciones en los impuestos que garanticen recursos suficientes y que persigan el fraude fiscal.

EA propugna una política tributaria que asegure los recursos necesarios para garantizar los servicios sociales, en línea con los países europeos que más servicios prestan y más renta redistribuyen.

El Impuesto de Sociedades aprobado por PNV y PP supone una pérdida injustificada de recaudación, porque las empresas vascas están obteniendo óptimos resultados y ya tienen comparativamente un excelente trato fiscal. Nuestro modelo alternativo se basa en incentivos fiscales sólo para aquellas empresas que reinviertan beneficios, apuesten por la seguridad laboral, aumenten el gasto en previsión social e inviertan en I+D+i, verdaderas claves de la competitividad.


3.- SERVICIOS SOCIALES PÚBLICOS Y DE MAYOR CALIDAD

Debemos ampliar y mejorar la protección social pública para universalizar las prestaciones y asegurar un trato personalizado y de calidad, especialmente para personas mayores y dependientes.

La protección social debe pasar a concebirse como un derecho subjetivo del ciudadano y ha de garantizarse la igualdad de acceso a los servicios para todas las personas, residan donde residan. Bizkaia, en algunas coberturas, está por detrás de los demás Territorios Históricos, como consecuencia del modelo de la LTH, que provoca disfunciones y ha propiciado un desarrollo desigual del sistema.

EA propone también municipalizar muchos de los servicios sociales, de forma que los ayuntamientos cuenten con más competencias y con una adecuada financiación para hacer sus propias planificaciones y así poder ofrecer servicios cercanos al ciudadano.


4.- LUCHA CONTRA LA PRECARIEDAD LABORAL E IMPULSO A LA INNOVACIÓN

En la situación actual, cercana al pleno empleo, nuestra más urgente necesidad social es lograr que, entre otros colectivos, los jóvenes, y muchas mujeres, mejoren su situación laboral, con trabajos más estables y mejores salarios.

El fomento del espíritu emprendedor y el impulso de la innovación empresarial seguirán siendo nuestra gran apuesta económica, porque en ellos residen el futuro y la competitividad de nuestras empresas en un mercado cada vez más global.


5.- URBANISMO SOSTENIBLE Y MEDIO AMBIENTE

El urbanismo debe enfocarse a una ocupación medioambientalmente sostenible y responsable del suelo, huyendo de los intereses especulativos. El combate por la preservación de la biodiversidad y contra el calentamiento global ha de pasar a la primera línea de las preocupaciones y actuaciones institucionales.

Eusko Alkartasuna propone una ocupación responsable del suelo, que tenga como objetivo prioritario servir a las necesidades de la sociedad, entre las que se incluye la vivienda, y nunca a intereses económicos. Además, los desarrollos urbanísticos deben realizarse pensando en las generaciones futuras, respetando el medio ambiente y los recursos naturales, creando pueblos y ciudades compactos con diversidad de usos y con una densidad edificatoria suficiente que sirva para crear un tejido urbano con su adecuada dotación de servicios públicos y sociales, huyendo de los modelos de baja densidad.

Y hablando de vivienda, EA propugna un gran acuerdo institucional, entre Gobierno Vasco, Diputaciones y Ayuntamientos, para llegar a una solución definitiva de este problema en un plazo razonable, fomentando el alquiler y con dotaciones presupuestarias para el mismo.



6.- UNA AUTÉNTICA POLÍTICA DE REDUCCIÓN DEL TRÁFICO

Una estrategia basada principalmente en la oferta de infraestructuras está condenada al fracaso. Ha llegado la hora de dar prioridad a las políticas de demanda de movilidad y de dar un salto cualitativo en la utilización del transporte público.

Urge llevar a la práctica las medidas para reducir la demanda de tráfico y su impacto medioambiental que por exigencia de EA se incluyeron en la Norma Foral del PTS de carreteras: más transporte público, especialmente por ferrocarril, carriles de uso exclusivo para autobuses y vehículos de alta ocupación, aparcamientos disuasorios, limitaciones del acceso a grandes núcleos urbanos, promoción de modelos urbanos de baja movilidad, fomento de la bicicleta, medidas fiscales para promover motores ecológicos y penalizar los contaminantes, biodiesel en transporte público, campañas de concienciación ciudadana, etc.

En materia de obras públicas, debemos mejorar las comunicaciones de la costa y también los accesos a Bilbao, especialmente a través de los desdoblamientos de Enekuri y Santo Domingo, para descongestionar esas vías en las horas punta.


7.- IMPULSO DE LA CULTURA Y EL EUSKERA

Proponemos impulsar la utilización del euskera en todos los ámbitos sociales y potenciar las actividades culturales y deportivas.

Hay que una vuelta de tuerca a las políticas de potenciación del euskera, para impulsar no sólo su conocimiento, sino principalmente su utilización en todos los ámbitos sociales: actividades culturales y de ocio, ámbito laboral, comercio, relaciones familiares, etc.

Eusko Alkartasuna propugna acercar la cultura a todos los ámbitos sociales, impulsando su difusión y consumo.

En el ámbito deportivo, queremos que todas las personas, jóvenes y mayores, practiquen deporte y tengan las instalaciones adecuadas en su entorno.


8.- CONSTRUCCIÓN NACIONAL

Eusko Alkartasuna ha sido y seguirá siendo coherente en su manera de entender Euskal Herria como una nación que aspira a decidir libremente su futuro.

Mantenemos nuestro compromiso de llevar a cabo, en fechas próximas, una consulta popular sobre un nuevo marco de soberanía para el Pueblo Vasco, para poder así ejercer el derecho de autodeterminación que nos corresponde.

Y todo ello, única y exclusivamente a través de las vías pacíficas y democráticas. Repudiamos todo tipo de violencia o violación de los derechos humanos, propugnando el diálogo con todos como camino para la solución de nuestros problemas.