domingo, 30 de septiembre de 2007

Ez du uste Batasunak eta PSEk herritarrei ez entzutea esango dutenik


El secretario general de EA, Unai Ziarreta, afirmó hoy que, si se ´cierra´ el camino a la celebración de una consulta, no debería extrañar que Euskadi y sus dirigentes estén ´en condiciones de plantear vías unilaterales´ que, según manifestó, las debería marcar el Parlamento vasco. No obstante, aseguró que el escenario que quieren es que se pueda llegar a un acuerdo con el Estado, en el que se recoja el derecho a decidir.

Ziarreta señaló que, con la propuesta del lehendakari, ´se abrió un proceso de negociación y acuerdo sincero con el Gobierno´ y aseguró que ´hay que confiar en que vaya a dar sus frutos´.

No obstante, indicó que, teniendo en cuenta las declaraciones de las últimas horas, ´no hay motivos para confiar en que ese acuerdo con el Estado español recoja y esté basado en el respeto a la libre decisión de los vascos´.

´Abogamos porque eso se logre y vamos a empujar decididamente para que eso sea así, porque ese es el escenario que nosotros más queremos. Pero también vemos, de una manera clara y rotunda, que, si eso no es así, si no se permite esa vía, la sociedad vasca tiene que tener derecho a tomar la iniciativa, tiene que tener la iniciativa y tiene que tomar la palabra. Ese es un principio básico en la democracia y, por eso, apoyamos totalmente la consulta ´habilitadora´´, afirmó.

En relación a la advertencia del secretario general del PSE-EE, Patxi López, de que el Estado tiene ´mecanismos para impedir una ilegalidad´, Ziarreta, que se mostró convencido de que en junio el Parlamento ´avalara esa convocatoria´, manifestó que la ´voluntad popular del pueblo vasco no puede ser desoída´.

´Si esa vía se nos cierra, a nadie tiene que extrañar que este pueblo y que los dirigentes, siguiendo la decisiones del Parlamento, en eso somos rotundos, esté en condiciones de plantear vías unilaterales, las que sean, pero esas vías las tiene que marcar el Parlamento´, añadió.

Ziarreta afirmó que ayer, en la Cámara vasca, se vio ´quiénes están dispuestos a dar la palabra a los ciudadanos y que las personas de este pueblo sean consultadas y quiénes no´. ´Otra foto clara es quiénes estamos dispuestos a aceptar y respetar la voluntad de este pueblo y quiénes no y Patxi López tiene que explicar si está dispuesto a aceptar lo que diga el pueblo vasco aunque no le guste´, manifestó. El dirigente de EA indicó que su partido sí esta dispuesto a acatar lo que se decida aunque no coincida con sus planteamientos.

En relación a la postura de Batasuna y si apoyaría en el Parlamento autorizar la consulta, afirmó que se le ´haría muy difícil´ que pueda decir a los ciudadanos de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba que ´no quiere oír su voz´. ´Se me hace muy difícil que pueda decir que no le importa lo que piensen, también se me hace difícil en el caso del PSE-EE y tendrán que explicarlo con claridad´, concluyó.