martes, 24 de febrero de 2009

Entrevista a Unai Zarreta Candidato a Lehendakari por Eusko Alkartasuna


Xabier Larrañaga DEIA
http://www.deia.com/es/impresa/2009/02/24/bizkaia/politika/539261.php

Para empezar, movamos la lengua. Mucha gente no entiende que tras lograr el derecho a estudiar en euskara se pretenda eliminar el de estudiar en castellano. ¿Por qué no ambos?


No hay ningún empeño de eliminar la línea en castellano. Nosotros vemos que con el sistema de los tres modelos no se cumple la ley. Ésta dice que tras acabar la enseñanza obligatoria los chavales tienen que saber ambos idiomas oficiales, y eso hoy no está garantizado. Todos terminan sabiendo castellano y, sin embargo, no todos terminan sabiendo euskara. Nuestra propuesta es un modelo único, cuyo idioma preponderante sea el euskara, y donde también estén el castellano y el inglés. Sufrimos una situación diglósica que hay que solventar.


Como vascoparlante se lo confieso: cada vez que veo la palabra 'euskera' en un titular de prensa tiemblo o paso página. Otros bostezan o se cabrean. ¿Qué se está haciendo mal?


El euskara es un arma arrojadiza para el PP y para el PSOE. Tratan de captar el voto del miedo diciendo que, si EA gobierna, a la población erdaldún se la echará del trabajo. Es algo absolutamente falso, una auténtica vergüenza. Afirman que no tenemos médicos porque se les exige el euskara, y no cuentan que también faltan médicos en Madrid y en Extremadura. Y es que, si no se forman más médicos y enfermeras en nuestras universidades, quienes atiendan mañana en Osakidetza no hablarán ni euskara ni castellano, porque habrá que traerlos de Checoslovaquia o de donde sea. Ese es el verdadero problema, no el idioma.


¿No es ilógico e irresponsable proponer la desobediencia civil desde la Consejería de Justicia? ¿Ese cargo, como el de Interior, no obliga a cierta contención verbal o siquiera solidaridad gremial?


El hecho de que seas titular de Justicia no significa que tengas que coincidir con las resoluciones judiciales, sobre todo en una justicia como la española, que está tan politizada. Además, con respecto a tu pregunta ahí tenemos el ejemplo del PP, que siempre ha exigido respeto para las resoluciones judiciales y ahora pide la recusación de Garzón porque se ha ido a cazar con el ministro Bermejo. Esto es la Escopeta Nacional.


Ustedes critican casi todas las decisiones judiciales y políticas referidas al terrorismo. ¿La consigna de "Todo es ETA" no es tan falsa como la contraria, es decir, que ETA sólo es quien mata? ¿No cabe el matiz?


Yo encuentro lógico que si alguien va con un arma y ha cometido un delito sea detenido. Pero estoy en contra de la Ley de Partidos porque excluye a un sector político importante. Es una vieja receta cuyo fracaso ya se ha demostrado, no aporta ninguna solución y además es contradictoria. A la izquierda abertzale se le ha pedido desde siempre que participe en política y, ahora que quiere, se le expulsa de la política. Con esto se refuerza en ese mundo a quienes defienden la vía militar y, por supuesto, a ETA.


¿Qué tiene Azpeitia que no tenga Arrasate? ¿La ética va por barrios?


Eso se lo tienes que preguntar al PNV. En Arrasate fue el PNV quien obstaculizó la moción de censura, no nosotros. En Azpeitia exigimos no una condena, que no me gusta esa palabra, pero sí una actitud responsable por parte del alcalde. Y, como no se produjo, decidimos no poner obstáculos a la moción de censura.


El Ayuntamiento de Busturia, donde ustedes han cedido la alcaldía a ANV, ¿no está ahora a merced de la voluntad de ETA, de que le dé por atentar allí y no en el pueblo de al lado?


La política municipal es la política municipal. Y hablando de reproches, habría que preguntar a los socialistas por qué en 2007 ANV se pudo presentar en unos municipios y en otros no. ¿Entonces no había asesinatos? Excluyendo a parte del censo no se logra nada, y tratando como terroristas a quien participa en política no se construye el país.


¿Ustedes están a favor o en contra del TAV? Ahora que no le oye el PNV, explíqueme su verdadera postura.


Nuestra postura es bastante crítica. Creemos que el TAV es una infraestructura necesaria y defendemos que tenga un enlace con Iruña. También es verdad que cuando vemos que se va a hacer, que no hay marcha atrás, todo nuestro empeño es que el impacto medioambiental sea el menor posible. Pero no sólo estamos a favor del TAV, también pedimos la mejora de la red ferroviaria y la transferencia del tren de cercanías.


Uno de sus últimos éxitos electorales tuvo lugar en el municipio vizcaino de Muskiz. Lograron la alcaldía rechazando la instalación de una planta de coque. Hace días con su voto le dieron el visto bueno. ¿La política es el arte de envainársela?


No se le puede exigir a un alcalde que prevarique. En Muskiz hemos pedido que Petronor cumpla la normativa ambiental. Hasta que llegó EA a la alcaldía esa empresa campaba a sus anchas, y ya no hay barra libre. Si el Gobierno vasco concede la autorización ambiental integral, al alcalde le podrá gustar más o menos, seguramente menos, pero no le queda otra que cumplir. Y el pueblo lo ha entendido. En Muskiz, encima, se van a crear puestos de trabajo. Y repito que mientras allí gobernó el PNV había una opacidad total.


Ni los mejores economistas saben cómo hacer frente a la crisis ni conocen de veras su alcance. Los políticos, en cambio, sí parecen tener la receta mágica. Es por vanidad, porque realmente se creen tan importantes o sólo por atraer al electorado. ¿Por qué ninguno de ustedes admite que la situación le supera?


Tienes toda la razón, y eso conduce al distanciamiento entre la clase política y los ciudadanos, algo que estamos notando durante esta campaña. En el tema de la vivienda, por ejemplo, se hace demagogia. Uno jura que hará 15.000 y otro 25.000. ¿Por qué esas cifras y no otras, qué análisis han hecho de la demanda, de la oferta? Con la crisis económica se hacen propuestas como si se vendieran churros, y nuestro partido es el único que tiene un planteamiento global: frente a la crisis, más soberanía.


Suponga que voy al paro ¿Podría desarrollarme esa idea global?


Cuanto más autogobierno, más bienestar, y si aquí estamos mejor que en el Estado español es porque llevamos años gestionando determinadas competencias. De modo que queremos todos los instrumentos para desarrollar políticas propias de pensiones, de trabajo. No podemos esperar a que en Madrid un día suene la flauta y den con la solución. Patxi López dice que tiene recetas contra la crisis. Si de verdad las tiene ¿por qué no se las ofrece a Solbes y a Zapatero, que tienen tantos problemas?


Hablemos de mítines. Se me pincha la rueda: solución, derecho a decidir. Me deja la novia: solución, independencia. A veces les oigo y da esa impresión.


Quizás suena más ese mensaje porque somos los únicos que lo mantenemos. Habría que preguntarle a Ibarretxe dónde ha quedado la consulta popular, por qué ha desaparecido de su discurso el proyecto más importante de la legislatura pasada. Nosotros pensamos que la soberanía es fundamental para hacer frente a la crisis y, además, somos independentistas, no podemos renunciar a ello. Otros nadan en la ambigüedad, y es bueno que se sepa claramente qué quiere cada uno.


Proponen un polo soberanista. ¿Se llame polo, bloque o frente, el país no está cansado de jugar con la bandera a tigres y a leones?


Hay dos alternativas, la transversalidad y el polo soberanista, no hay más, y nosotros preferimos la segunda. Apostamos por seguir el camino de Lizarra-Garazi, algo que el PNV hoy rechaza. Y en ese polo también contamos con Batasuna, y esperamos incorporar en el futuro al PNV. Hay que decir a Madrid que ya está bien, que no aceptamos decisiones unilaterales, y para eso hay que conformar el polo soberanista y marcar el terreno al Estado español. No podemos seguir diciendo amén a todo.


Han traído de visita a sus amigos de ERC. ¿No le da envidia que tras haberse juntado con los socialistas hayan echado a CiU del poder, no le tienen ustedes muchas y antiguas ganas al PNV?


No, y además el PSOE de allí no es el aquí. EA no pactará, bueno, difícilmente puede pactar con un partido que niega la existencia del Pueblo Vasco. Y me gustaría oír lo mismo al PNV, que Iñigo Urkullu dijera que no pactará con el PSOE. La realidad es que, mientras que Zapatero tumba la consulta, Erkoreka y compañía están negociando con él los presupuestos. Esto es un teatro enorme, absurdo.


Ni de izquierdas ni de derechas, sino todo lo contrario. ¿Su empeño en diferenciarse del PNV no los ha convertido en Aralar? Resúmame las diferencias que existen entre ambos partidos.


Nunca hemos tenido que marcar una diferencia ideológica con el PNV porque la diferencia existe y ha estado ahí. Aunque es cierto que tras una década de coalición a veces haya que explicarlo. Con respecto a Aralar, es un recién llegado, nosotros llevamos 22 años defendiendo la socialdemocracia, los valores progresistas y soberanistas y la radicalidad en la defensa de los derechos humanos. Aralar, pues eso, que acaba de llegar y que se ponga a la cola.


Salgamos de casa: la existencia de países cada vez más unitarios étnicamente, como Kosovo, ¿es un éxito de los pueblos soberanos o un fracaso de la convivencia entre distintos?


La solución contraria es seguir como antes sin respetar la voluntad de la mayoría de la población de Kosovo. Hay que preguntarse si ahora están más contentos o menos, y sin duda están más contentos.


¿No le da miedo contemplar el trato que reciben las minorías en las repúblicas bálticas o en los Balcanes? ¿Cada país nuevo no tiende a difuminar su pluralidad como hacían los viejos imperios?


La solución pasa por aplicar más cultura democrática. Esos países tienen todavía que avanzar mucho, y hay que buscar la empatía, colocarse en el lugar del otro y respetar los derechos de las minorías. Sin duda en todo estado existe el peligro del centralismo, no hay más que ver lo que está ocurriendo en España, que en esto cada vez se parece más a Francia. Ya ni siquiera se respeta la realidad plurinacional.


¿Cree que el futuro de Latinoamérica pasa por que los mapuches, los aimaras, los quechuas, los guaraníes… cada cual tenga su propio estado?


Es la lógica de la vida, dentro de los estados hay pueblos con personalidad propia que superan las fronteras artificiales, y ya es hora de normalizar su situación. Son fenómenos bonitos. Nosotros aquí estamos a favor de la Europa de los pueblos, y pueblos como el vasco tienen derecho a presentarse ante el mundo tal como son. Mi bandera no es la española, es la ikurriña.


El candidato oculto de EA es Ibarretxe. ¿Qué dice a eso?


Que no. El lehendakari nos ha defraudado, ha sido una decepción. Seguramente a él le habrá fallado el PNV, pero el caso es que se ha plegado a las tesis más posibilistas de su partido. Para los soberanistas quiero dejar claro que Ibarretxe no es hoy nuestro candidato. Y nadie de EA le votará en estas elecciones.


¿Están ustedes sobrerrepresentados en los medios y el Gobierno vasco? Nunca tan pocos votos sirvieron para tanto.


Me sorprende que alguien piense eso. Y me sorprende que me lo preguntes. Porque en los medios estamos totalmente infrarrepresentados, y son el PNV y el PSOE los que sí están sobrerrepresentados. Estoy harto de tantos tertulianos sin supuestas afinidades políticas que luego aparecen en plataformas de apoyo y machacan sistemáticamente a EA en EITB, que encima es un medio público. En cuanto a nuestra presencia en las instituciones, la importancia que tenemos viene de ser determinantes. Los votos de EA han sido decisivos para que Ibarretxe sea lehendakari, hemos jugado nuestras bazas con éxito y espero que las sigamos jugando en el futuro.


EA se mantiene más por afinidades personales que por motivaciones ideológicas. ¿Verdad o mentira?


Es innegable que este partido surgió en torno a Carlos Garaikoetxea, uno de los mayores estadistas que ha dado este país. Y parece lógico que una figura de tal nivel marque el pasado y de algún modo hasta el presente y el futuro de EA. Pero el proyecto ideológico está ya muy sólido, y va más allá de esas amistades y lealtades.