domingo, 21 de marzo de 2010

Garaikoetxea : Hay que perseverar en el intento


Carlos Garaikoetxea recibe a DEIA en su despacho de Iruñea en la mañana del pasado miércoles. Horas antes, un comando de ETA ha estrenado su lista de gendarmes asesinados cerca de París. Lo que se presentaba como una charla sobre el polo soberanista, el papel de Eusko Alkartasuna, sus acercamientos a Batasuna o la labor del actual Gobierno vasco pasan a segundo plano. La primera pregunta es obligada.

¿El asesinato del gendarme cambia el escenario?

Esto pone de manifiesto la dificultad de apoyar sin garantías plenas un proceso de cambio hacia vías exclusivamente políticas y pacíficas en el MLNV y la necesidad de exigir que ETA cese en su actividad definitivamente. Alguien argumentará que ha sido un encuentro fortuito, no un atentado deliberado, pero las consecuencias son igualmente trágicas y evitables sin una estrategia armada y, por consiguiente, la invocación de la necesidad del cese de la lucha armada queda igualmente de manifiesto.

Muchos han pedido a Batasuna que condene el asesinato.

Es lo habitual y lógico. Pero el deseo de impulsar un proceso de paz y lograr el cese definitivo de la violencia no debe cesar a impulsos de situaciones emocionales. Hay que perseverar en el intento.

EA parece que ha optado por intentar que el mundo de Batasuna participe en la política. ¿No es una apuesta arriesgada?

Es el deseo que deberían compartir todas las fuerzas democráticas, porque se trata de sustituir una estrategia político-militar por una estrategia estrictamente civil, democrática y pacífica. Yo creo que todo el mundo debería celebrar que eso se culminara con éxito.

¿Se va a desmarcar de la violencia la izquierda abertzale ilegalizada? ¿Se lo ha pedido EA?

Aquí solo hay dos posibilidades; una, la óptima y más concluyente es que la propia ETA anunciara su cese. Pero examinemos los procesos como suelen producirse en la realidad. Si existe un debate interno y un determinado nivel de discrepancia interna entre ETA y la izquierda abertzale ilegalizada, la otra posibilidad en este proceso es que la izquierda ilegalizada pida a ETA firme y públicamente que ponga fin a su actividad y que declare con todas sus consecuencias su apuesta inequívoca, irreversible y constatable por las vías estrictamente pacíficas y su compromiso de repudiar de una forma clara la violencia.

¿Se podría dar una ruptura dentro de la izquierda abertzale tradicional entre partidarios exclusivamente de las vías políticas y el conocido como sector duro?

En estos procesos casi siempre hay riesgo de rupturas. Y los demás podemos adoptar dos clases de actitudes: Una, la actitud cómoda de ver los toros desde la barrera, no hacer ningún esfuerzo en ninguna dirección e incluso poner palos en las ruedas, deteniendo a los impulsores de ese proceso hacia las vías pacíficas; o se puede adoptar una actitud en la que en la medida de las propias posibilidades se estimule el proceso, animando a la izquierda ilegalizada a que exprese con claridad su apuesta por las vías pacíficas, su compromiso de repudiar enérgicamente cualquier atentado y su coraje para emprender las vías estrictamente cívicas.

¿Qué opinión le merecen todos los claroscuros que rodean a la muerte de Jon Anza?

Hay demasiadas incógnitas y demasiadas situaciones inverosímiles. Es urgente un esclarecimiento total de las circunstancias en las que se han dado esas situaciones poco verosímiles. Poco ayuda la negativa a que exista una observación de forenses independientes, pero esperemos que en breve haya respuestas inequívocas.

Algunos ven una "mano negra" en que el cadáver de Anza se haya localizado coincidiendo con el debate interno de Batasuna

No lo sé, en este caso opinar a la ligera es poco recomendable. Lo que resulta verdaderamente inverosímil es que se tarde nueve meses en descubrir de quién se trata, cuando la morgue de Toulouse, lugar de destino conocido de Anza, ya informó sobre el cadáver al denunciarse la desaparición

¿El Aberri Eguna unitario en el que participará EA es el banderazo de salida del "polo soberanista"?

Responde a esa esperanza de que estamos en una fase de superación. Pueden ser los prolegómenos de ese final que desea la inmensa mayoría de la sociedad vasca. Yo no entiendo que haya partidos que no estén deseando que se llegue a una entente con la izquierda abertzale ilegalizada para ese giro estratégico, salvo los que puedan temer que con eso se constituyan otras mayorías que hoy se hacen imposibles gracias a la Ley de Partidos.

¿Dónde sitúa al PNV?

El PNV debería de estar a favor. Su papel es muy relevante para cualquier abertzale, lo que pasa es que sus estrategias, su calculada ambigüedad por la diversidad de un electorado muy variopinto que quiere mantener cultivado, es completamente diferente de la apuesta clara que ha hecho EA, al precio que sea, cueste lo que cueste, por unos objetivos carentes de toda ambigüedad: el derecho de autodeterminación para crear un Estado vasco.

¿Cree que los votantes de EA entienden la estrategia actual de la dirección y que opten por estrechar la relación con Batasuna?

Los militantes de EA pueden estar seguros de que el partido no hará nada si no existen garantías inequívocas de que hay un giro en el mundo de la izquierda abertzale ilegalizada hacia las vías pacíficas. No vamos a hacer algo a la ligera y sin que se produzca ese gran cambio, que es el que ansía la mayoría de la sociedad.

¿Tendrá que ser con luz y taquígrafos?

Tendrá que ser con evidencias que un partido político siempre tiene que tener para dar pasos de esa naturaleza.

Algunos creen que EA se agarra como un clavo ardiendo al "polo soberanista" para remontar electoralmente

EA cometería un error si piensa que usar a la izquierda abertzale ilegalizada es la manera de hacer pervivir su proyecto político. Eusko Alkartasuna está preparando sus listas electorales y pondrá en evidencia su intención de comparecer en las próximas elecciones con sus propios candidatos.

EA no viene de unos buenos resultados electorales. ¿Tocó fondo en las pasadas autonómicas?

Fue un resultado absolutamente anómalo y excepcional. Creo que cualquier comparecencia electoral como la que hará Eusko Alkartasuna pondrá de manifiesto la realidad de su proyecto, porque es la única oferta política en este país que desde su origen es una expresión de soberanismo, de socialdemocracia y de vías pacíficas e institucionales.

Los actuales dirigentes de su partido han variado su discurso de la noche a la mañana sobre la inclusión o no del PNV en el "polo soberanista". Urizar incluso se autoimpuso la ley del silencio

Cómo vamos a pensar que sea con un PNV fuera de esa unidad de acción. Pero si el PNV hoy no puede, porque está en su legítimo derecho de tener una estrategia diferente, y no hace una apuesta porque no la considera conveniente, pues cambian las circunstancias. Es una autoexclusión voluntaria, suponemos que no definitiva.

¿Y en Navarra qué va a pasar con NaBai?

Nafarroa Bai es una fórmula que está blindada, y no es EA la que la pone en duda. Ha habido demasiadas declaraciones que han fomentado un desconcierto, un preguntarse entre los electores qué está pasando aquí.

¿El ultimátum que dio a los demás socios la formación de Patxi Zabaleta responde a un problema de egos?

No quiero contribuir a avivar un desconcierto y una polémica absurda, que de manera muy desafortunada ha provocado algún portavoz de Aralar. Existe la tentación de pensar que hay pretensiones de conseguir un mayor peso en la coalición, o temor a que una reconversión de la izquierda abertzale ilegalizada acabe con su aspiración de heredar un espacio electoral en exclusiva proveniente de ese mundo.

Luego está la posibilidad de integrar a la izquierda abertzale ilegalizada en NaBai.

Si se llegara a una solución plenamente satisfactoria en cuanto al giro estratégico de la izquierda abertzale ilegalizada, se darían condiciones para que en el propio proyecto de Nafarroa Bai cupiera esa izquierda abertzale ya alejada de la violencia.