viernes, 23 de abril de 2010

Articular un movimiento soberanista no violento


Eusko Alkartasuna manifestó su compromiso a "seguir trabajando para celebrar una consulta en Euskal Herria y articular un movimiento soberanista no violento que retrate la voluntad mayoritaria de este pueblo, que quiere decidir libremente su futuro".

Según explicó en un comunicado, una delegación de la formación vasca compuesta por los miembros de la Ejecutiva Nacional Mariano Álava, Rafa Larreina y Sebastián Colio, así como por el alcalde de Zumaia, Iñaki Agirrezabalaga, se trasladará a Cataluña para ejercer como "observador internacional" en la consultas sobre la independencia que se van a celebrar este domingo.

De esta forma, indicó, Eusko Alkartasuna colaborará "en el ejercicio democrático que el pueblo catalán va a realizar a través de la consulta, lo que supone un paso decisivo hacia la libre determinación y evidencia que el Estado no puede cerrar los ojos ante las realidades nacionales".

En este contexto, reivindicó que "Euskal Herria también reclama el derecho a decidir su futuro". "Catalunya ha dado un primer paso, Escocia lo hará próximamente, y en Euskadi aunque la consulta la tumbaron desde Madrid, la reclamación del derecho de autodeterminación sigue vigente, y más pronto que tarde se celebrará un referéndum", aseguró.

Por ello, reiteró su compromiso para seguir "trabajando para ejercitar el principio democrático de la consulta" y articular "un movimiento soberanista no violento que retrate la voluntad mayoritaria de este pueblo que quiere decidir libremente su futuro".