domingo, 27 de junio de 2010

Gobiernos europeos van a apoyar otro proceso de paz


Secretario General de EA. Defiende el acuerdo firmado con la izquierda abertzale porque "deja claro que no hay espacio para ETA".

Eusko Alkartasuna se ha convertido en el principal apoyo de la izquierda abertzale para abrir una nueva etapa por vías exclusivamente "políticas y democráticas". Su acuerdo ha suscitado críticas de los gobiernos español y vasco, pero también de otros partidos. El secretario general de EA, Pello Urizar (Arrasate, 1968), defiende en esta entrevista la apuesta de su partido.

La apuesta de la izquierda abertzale por las vías políticas no tiene vuelta atrás

El acuerdo entre su formacióny la izquierda abertzale ha recibido grandes críticas. ¿Cuál es su reflexión sobre todo ello?

Es un acuerdo exclusivo entre fuerzas abertzales donde queda claro que se van a usar vías pacíficas, políticas y democráticas en exclusiva. Y, desde luego, con esas vías, ETA no entra. No reconocemos a ETA el papel de agente político. En un proceso de paz, podrá negociar la parte técnica como el desarme, una salida para los presos, pero no un acuerdo político. La izquierda abertzale y EA queremos confrontar políticamente. Creemos que así puede avanzarse hacía un estado vasco. Ahí está el ejemplo más reciente de Flandes.

En su pacto, se marcan como "prioridad" la solución del conflicto político y el final de la violencia. Citan al Estado, pero no mencionan a ETA. ¿Por qué?

Patxi López puede hacer como los monosal taparse los ojosy los oídos

Porque hacemos una apuesta política, y en esta, ETA no tiene nada que cumplir. El compromiso de los dos firmantes está claro. Hacemos referencias a las vías políticas y pacíficas, a los derechos humanos y a los Principios Mitchell, en los que se plantea un rechazo al uso de la violencia para conseguir objetivos y también a su uso por parte de terceros. Deja claro que ahí no hay espacio para ETA.

ETA aún debe responder a la petición de un alto el fuego de los mediadores internacionales. ¿Qué espera?

Tiene que anunciar un alto el fuego definitivo. No le queda más remedio.

¿Será en verano?

No me atrevo a poner fecha. Aparte de habérsele trasladado a ETA que la decisión en la izquierda abertzale está tomada, poca más información tengo. Lo que nos queda es esperar que responda cuanto antes.

Rufi Etxeberria decía esta semana en una entrevista en Berria' que espera que ETA siga el "mandato" dado por las bases de la izquierda abertzale para abrir una fasepor vías políticas y democráticas. ¿Cómo lo interpreta?

La gran diferencia que hay entre este proceso y los dos anteriores Lizarra y Loiola es que esta vez viene precedido por una reflexión de la base social de la izquierda abertzale, que apuesta por las vías exclusivamente políticas y democráticas. Y esta decisión de las bases es vinculante para todas las organizaciones de la izquierda abertzale. ETA en este proceso no es garante. La izquierda abertzale ha tomado una decisión de avanzar unilateralmente sin esperar tampoco a que el Gobierno ponga contraprestaciones. Aunque también tenemos claro que el Gobierno debe dar sus pasos.

¿Esta apuesta por las vías políticas no tiene vuelta atrás?

No, ya no tiene vuelta atrás.

Falta la respuesta de ETA, pero ¿saben cómo han recibido los presos esta apuesta estratégica?

En primer lugar, es lógico que, como ocurrió en Irlanda del Norte, los presos jueguen un papel básico para un nuevo proceso de paz en Euskadi. Porque si los presos se autodefinen como miembros de ETA, resulta que hay más miembros de ETA en la cárcel que fuera. Y nos consta que la reflexión de la mayoría de los presos coincide con la realizada por las bases de la izquierda abertzale. El acercamiento de los presos a Euskadi favorecería un proceso de paz.

Si ETA acepta este planteamiento, ¿cuál sería el siguiente paso?

Acabamos de firmar un documento con un acuerdo de bases. Ahora hay que ir profundizando.

Y si no lo acepta... Usted ha dicho que la izquierda abertzale daría una respuesta firme.

En primer lugar, la izquierda abertzale está haciendo un movimiento en bloque para evitar escisiones. No obstante, a la vista de experiencias anteriores, también en otros países, hay posibilidades de que quede algún residuo. Cuando ETA político-militar decidió cerrar la persiana, quedó un residuo, pero aguantó seis meses; sin apoyo social, desapareció. En cualquier caso, si ahora el movimiento no se diera en su totalidad y quedara algún residuo, la izquierda abertzale lo tomará como un ataque a la decisión soberana de sus bases y romperá. Mejor que no haya rupturas.

¿Le satisface la respuesta dada por la izquierda abertzale al ataque de kale borroka de Agurain, al decir que no encaja ya en su estrategia?

Este proceso no se solucionará en dos meses y tendrá dientes de sierra. EA condena por filosofía siempre, y la izquierda abertzale ha dejado claro que estos actos no encajan ya en su estrategia. Algunos dirán que tiene que condenar, pero más allá de lo que a Rodolfo Ares o Rubalcaba les pueda interesar políticamente, sabemos que la decisión en la izquierda abertzale está tomada, y si su gestión requiere más tiempo, será así. Después de 40 años de violencia, EA no va a meter prisa ahora.

El Gobierno insiste en que no cambiará de estrategia. ¿Cómo piensa EA hacer que se mueva?

Para obligar al Gobierno a moverse, hay que generar en Euskadi un movimiento de masas y fuera recabar apoyos internacionales. Según se vayan dando los avances, habrá más apoyos internacionales a un proceso de paz, también de gobiernos concretos de Europa.

Después del verano, ¿triunfarán las tesis de Jesús Eguiguren?

Patxi López puede hacer como los monos, al taparse los ojos y los oídos, pero una de las reflexiones de Eguiguren era para que se prepare y no deje que los acontecimientos se le echen encima.

Rubalcaba dijo el jueves que no ve a ningún tribunal ilegalizando a EA. ¿Ve ahí algún cambio?

Sí. Primero intentaron meternos miedo. El primero fue Ares y después Rubalcaba, Conde Pumpido, Caamaño... Ahora Caamaño y Ru-balcaba ya se están desdiciendo. No sé si será porque les ha dicho algo Eguiguren... En cualquier caso, el Gobierno no quiere mojarse. Un cambio en el tema vasco sería abrir otro flanco y el PP entraría a degüello. Esos sí que no respetan nada.

Eguiguren plantea que el lehendakari y el líder del PP vasco, Antonio Basagoiti, impulsen el proceso. ¿Ve al PP vasco en ese papel distinto?

El PP vasco no está tan radical como en Madrid, pero no sé si tiene autonomía suficiente, sobre todo teniendo en cuenta que una de las vacas sagradas es Mayor Oreja.

¿EA está dispuesta a arriesgary pactar una fórmula electoralen 2011 si los términos de su acuerdo se cumplen?

Este acuerdo no es una apuesta para salvar la papeleta en las elecciones de 2011. Si, para 2011, la izquierda abertzale tiene su propia marca legal, EA podría aportar. Y si no tiene sus propias listas, no sé qué recorrido tiene. Habrá que empezar a mirar eso en otoño.

¿Esa vía es compatiblecon Nafarroa Bai?

No entiendo por qué no debe ser compatible. EA sigue ahí la misma filosofía: reforzar el abertzalismo de Navarra por vías sólo políticas.

¿Y qué espera de Aralar?

Bueno, aparte de NaBai, EA y la izquierda abertzale hemos invitado a Aralar a mantener conversaciones para sumarse al pacto, que está abierto a otras fuerzas. Lo que pasa es que Aralar tiene el origen que tiene, que es la propia izquierda abertzale, y eso origina sus roces. Están teniendo reuniones y ahí es donde se arreglan las diferencias.