sábado, 12 de junio de 2010

Por encima de las diferencias tenemos que poner lo que nos une


El secretario general de EA, Pello Urizar, ha dicho hoy que el “trabajo de cocina” para formar un “polo soberanista” con la izquierda abertzale ilegalizada “va bien”, aunque sin concretar la fecha de su presentación, y ha confirmado que ve “avances” en el desmarque de la violencia por parte de este sector.

Urizar ha hecho estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, momentos antes del comienzo de la reunión de la Asamblea Nacional de su formación en Vitoria.

El objetivo de esta Asamblea es, según ha explicado, ratificar la “apuesta estratégica” de la creación de un “espacio soberanista” con la izquierda abertzale ilegalizada e informar a sus miembros de los pasos “primordiales e importantes” que se están dando “para entrar en esta nueva etapa”.

Según publica la cadena Ser en su página web, este acuerdo de colaboración entre EA y la izquierda abertzale ilegalizada para conformar un “polo soberanista” en el País Vasco y Navarra se presentará el 20 de junio en el Palacio Euskalduna de Bilbao.

Preguntado por si el acuerdo se hará público esa fecha, Urizar no ha querido confirmarlo, al señalar que va a “huir de lo que aparezca en los medios porque lo importante no es centrarse en la fecha, sino los avances”.

En este sentido, ha indicado que los avances se concretan en la creación de un “espacio soberanista que sólo y exclusivamente vaya a trabajar por vías políticas”.

Ha insistido en que percibe “avances” en el desmarque de la violencia de ETA por parte de la izquierda abertzale ilegalizada y ha subrayado que su formación no plantea “ninguna opción que no pase por las vías exclusivamente políticas”, por lo que ha advertido de que “sólo con esas condiciones mínimas hay posibilidad de acuerdo”.

Por ello, Urizar ha planteado que “el trabajo de cocina” para lograr este acuerdo “va bien” y ha reiterado que “cuando se dé el momento oportuno se hará público”.

“Es mejor hacer las cosas bien y no sacarlas a la luz antes de que estén porque así no se da lugar a interpretaciones que no suelen ser buenas para el desarrollo de los procesos”, ha agregado.

El fin es, para Urizar, que las distancias entre ambas partes sean “lo menores posibles”, aunque sin desaparecer, porque los proyectos de cada una de ellas son distintos.

“Por encima de las diferencias tenemos que poner lo que nos une”, ha concluido el secretario general de EA.