martes, 28 de septiembre de 2010

Los mediadores internacionales responderán "esta semana" al último comunicado de ETA


Los mediadores internacionales tienen previsto responder "a lo largo de esta semana" al último comunicado de ETA, en la que la banda terrorista se muestra dispuesta a adherirse a "un alto el fuego permanente y verificable" e "ir más lejos", pero condicionado a que el Gobierno se pliegue a sus exigencias.

ETA hacía público esta posición en una entrevista con el diario 'Gara', su tercera comunicación en dos semanas y horas después de que la izquierda abertzale, Eusko Alkartasuna, Aralar y Alternatiba, entre otros grupos sociales y organizaciones en el País Vasco, suscribieran el documento 'Para un escenario de paz y soluciones democráticas' en la localidad vizcaína de Gernika, un acuerdo en el que le reclaman una "declaración de ETA de un alto el fuego permanente, unilateral y verificable por la comunidad internacional como expresión de voluntad para un abandono definitivo de su actividad armada" al entender que "Euskal Herria está viviendo la posibilidad de encauzar el conflicto político y la confrontación violenta hacia un escenario de paz y soluciones democráticas".

La banda terrorista ya había dejado clara su disposición para reunirse con los mediadores internacionales que suscribieron la denominada Declaración de Bruselas en la que, a finales de marzo, un grupo de personalidades con experiencia en la mediación internacional de conflictos, incluidos cuatro premios Nobel, reclamaron a la banda un alto el fuego verificable internacionalmente y, al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, que respondiera con un nuevo proceso de diálogo para "resolver las diferencias y alcanzar una paz duradera" si ETA aceptaba dicho alto el fuego.

Entre los firmantes de la declaración, mayoritariamente irlandeses y sudafricanos, hay cuatro premios Nobel de la Paz: el ex presidente sudafricano Frederick de Klerk, el arzobispo de su país Desmond Tutu, el ex primer ministro irlandés John Hume y la activista norirlandesa Betty Williams.

También la suscribieron los ex primeros ministros irlandeses John Hume, Mary Robinson y Albert Reynolds, así como el jefe de gabinete de Tony Blair cuando éste era primer ministro británico, Jonathan Powell, o el ex secretario general de Interpol, Raymond Kendall, así como nueve académicos especialistas en procesos de paz, fundamentalmente de universidades estadounidenses.

El pasado 18 de septiembre ETA, a través del diario Gara, hizo pública su disposición a reunirse con los mediadores internacionales que suscribieron la Declaración de Bruselas precisamente con el objetivo de analizar conjuntamente "los pasos" que se requieren para lograr "una solución democrática al conflicto vasco" y se mostró dispuesta a abordar, "incluidos los compromisos que debe adoptar" la propia banda terrorista.

"UNA PROPUESTA INTEGRAL"

La banda terrorista planteó entonces a la comunidad internacional la necesidad de impulsar "una propuesta integral" para solucionar "el conflicto vasco", más allá de "pasos parciales", en la que haya compromisos de todas las partes y se desarrolle una negociación y dejó clara su disposición para analizar "conjuntamente" los pasos a seguir para su "resolución".

El mediador sudafricano Brian Currin, impulsor de la Declaración de Bruselas, se comprometió en un comunicado a remitir a los mediadores internacionales este segundo comunicado de ETA, publicado íntegramente al día siguiente en los diarios 'Gara' y 'Berria'.

http://www.europapress.es/nacional/noticia-eta-mediadores-internacionales-responderan-semana-ultimo-comunicado-eta-20100927183004.html