sábado, 23 de octubre de 2010

O cesa ETA o se produce una refundación total de la ex Batasuna


Eusko Alkartasuna cree que, para que no se "eternice" el proceso hacia la paz y la normalización política, debe "aclararse el dilema", de forma que, "o ETA cesa", o se produce "la refundación total de la ex Batasuna" al margen de la banda.

En el editorial del último número de su revista, recogido por Europa Press, EA asegura que el País Vasco "vive un momento trascendental de su historia reciente" porque "la base social del llamado MLNV ha decidido que es hora de abandonar la estrategia 'político-militar' y recurrir exclusivamente a las vías políticas, y así se lo ha planteado, por añadidura, a ETA".

El texto subraya que, en esta "reorientación de una estrategia que duraba medio siglo", ha participado Eusko Alkartasuna, "asumiendo los riesgos inherentes a su apuesta, lejos del interés sectario y partidista" que ha prevalecido en la mayoría de las formaciones.

Además, destaca que "el cese de toda estrategia ligada a la violencia, debe materializarse en plazos comprensibles para la sociedad, que puede entender la complejidad del proceso y los problemas técnicos que acompañan a la decisión", como la verificación del alto el fuego, las intermediaciones, desarmes, la política penitenciaria o las víctimas, "pero que sabe que no puede eternizarse".

Por ello, señala que "debe aclararse el dilema: o cesa ETA o se produce una refundación total de la ex Batasuna, consecuente con su apuesta política y no violenta, al margen de ETA". "Huelga decir que merece la pena trabajar con paciencia y denuedo por lo primero, con una solución global en el MLNV", añade.

Mientras esto ocurra, Eusko Alkartasuna, que asegura que no cambiará su ideario ni sus planes electorales, advierte de que "seguirá el discurso oficialista, implacable" contra este esfuerzo que realiza la formación dirigida por Pello Urizar.

Gobierno vasco

A su juicio, "triste expresión" de esto es la postura de un lehendakari, Patxi López, que se "inhibe de toda iniciativa en este proceso, para reafirmar los tópicos policiales puros y duros de Madrid".

No obstante, se ha preguntado "qué cabe esperar de un Gobierno vasco que acaba de escribir una de las páginas más patéticas de su legislatura, al advertir repetidamente a Madrid que no consentiría excesos en la transferencia de Políticas Activas de Empleo". "El mundo al revés, el Gobierno vasco oponiéndose a las mejoras de su claudicante negociación anterior", ha aseverado.

En este sentido, recuerda que "lejos queda aquel primer programa de Gobierno del PSE de 1980, donde reivindicaba una Tesorería General del País Vasco de la Seguridad Social".

"Esperemos que el PNV, aliado y sostén del Gobierno español de Zapatero, no olvide aquella interpretación del Estatuto que hasta el propio PSE prometía, mientras ahora, en nombre de la famosa Caja Única Estatal, ese mismo PSOE niega el resto de las competencias, aparte de las ahora negociadas. Lo contrario sería una degradación más de aquel Estatuto por un puñado de euros que ya nos correspondían por derecho propio", ha concluido.