viernes, 17 de diciembre de 2010

Firmantes del Acuerdo de Gernika presentan el documento a la sociedad vizcaina


Representantes vizcainos de Eusko Alkartasuna, la izquierda abertzale y Alternatiba, así como de Aralar, han participado hoy en la presentación a la sociedad vizcaina de los contenidos del "Acuerdo para un escenario de paz y soluciones democráticas", conocido como el Acuerdo de Gernika

El 25 de Septiembre, la emblemática ciudad para los y las vascas, Gernika, vio nacer una propuesta clara, sincera y comprometida, tanto en sus principios como en la metodología propuesta con el objetivo de alcanzar un escenario de paz, de resolución del conflicto violento y de normalización política en nuestro pueblo, Euskal Herria.

Dicho acuerdo aboga por generar las condiciones para instaurar un escenario en el que cesen todas la violencias y vulneraciones de derechos para que el diálogo político pueda abrirse paso con el fin de alcanzar una resolución al conflicto desde parámetros absoluta e inequívocamente democráticos que ponga final a la existencia de un conflicto que la sociedad vasca viene soportando desde hace ya mucho tiempo.

El ya conocido como Acuerdo de Gernika fue ratificado por Gernika Batzordea, Torturaren Aurkako Taldea, Iratzarri, Herria 2000 Eliza, Ikasle Abertzaleak, Giza Eskubideen Behatokia, Alternatiba Gaztea, Gazte Independentistak, Gazte Abertzaleak, GaztEHerria, Ezker Soberanista, Euskaria, Euskal Herriak Bere Eskola, Etxerat, Bilgune Feminista, Amnistiaren Aldeko Mugimendua, Apaizen Koordinakundea, LAB, Hiru, ESK, ELB, STEE-EILAS, EHNE, Ezker Abertzalea, Eusko Alkartasuna, Aralar, Alternatiba y Abertzaleen Batasuna.

Todos estuvimos en Gernika aquel día y estamos hoy aquí por responsabilidad política. Porque en Euskal Herria estamos viviendo la posibilidad de modificar y superar el escenario que ha estado presente durante décadas, siglos, de confrontación violenta hacia otro nuevo en el que los problemas políticos se diriman en las mesas y foros políticos en base a unos principios netamente democráticos.

El corto pero intenso trayecto que lleva recorrido el Acuerdo de Gernika nos ha mostrado que son muchas las organizaciones que coinciden con nosotros y nosotras en lo firmado por los aquí presentes. Y eso es una buena y necesaria noticia para el conjunto de la sociedad de Euskal Herria. La paz y la normalización precisa del compromiso de todas las mujeres y hombres de este pueblo, para que calle a calle, pueblo a pueblo, barrio a barrio se vaya fortaleciendo el compromiso de la sociedad con este necesario nuevo tiempo en Euskal Herria.

Es evidente que es mucho lo que esta en juego y muchos los ojos que nos observan. De nosotros y nosotras, del conjunto de la sociedad vasca depende que recorramos esta fase decisiva en nuestro país de forma satisfactoria.

Por eso, decimos con claridad que el Acuerdo de Gernika sigue abierto y deseando acoger a todos aquellos y aquellas que coincidan con nosotros y nosotras en la necesidad de avanzar en los siguientes puntos:

- La declaración de ETA de un alto el fuego permanente, unilateral y verificable por la comunidad internacional como expresión de voluntad para un definitivo abandono de su actividad armada.
- El reconocimiento de los derechos civiles y políticos permitiendo la actividad y el desarrollo de todos los proyectos políticos, considerando que el reconocimiento y la protección sin excepción alguna de todos los derechos humanos es la base fundamental de los mismos. Exigimos por tanto la derogación de la Ley de Partidos Políticos.
- La desaparición de todo tipo de amenazas, presiones, persecuciones, detenciones, y torturas contra toda persona por razón de su actividad o ideología política.
- El cese de la política penitenciaria que se sigue contra los presos y presas políticas vascas, planteada hasta ahora como parte de estrategias de confrontación, y la adopción de medidas claras y concretas como primer paso del camino hacía la amnistia, que conduzca a la ausencia total de presos y presas y exiliados y exiliadas a consecuencia del conflicto político.
- La revisión de los procesos judiciales contra personas y estructuras organizativas derivadas de su actividad política.
- La derogación de jurisdicciones, de tribunales especiales, de toda legislación de excepción y con ella desaparición de la incomunicación.
- El levantamiento de las medidas restrictivas y/o prohibitivas en su actividad política impuestas a militantes y organizaciones independentistas.
- Impulsar la participación de agentes internacionales a fin de verificar que no se produce ninguna vulneración de derechos humanos.

Ese es el compromiso que asumimos hoy aquí y no otro. El compromiso de seguir ensanchando el Acuerdo de Gernika para sumar a mas y mas colectivos y personas en la búsqueda de un escenario de paz y normalización para nuestro pueblo, Euskal Herria.

Con esa única pretensión nació el acuerdo y con ese único mandato presentamos hoy aquí el acuerdo. Somos conscientes todas las personas aquí presentes de la importancia que tiene este Acuerdo por lo que es y lo que aporta. Pero somos igualmente conscientes de que el valor que le otorgamos a esté, ha de ser compartido con cada vez un mayor numero de ciudadanos y ciudadanas comprometidos con la paz, la verdadera democracia y la justicia en Euskal Herria. Ese es nuestro objetivo y nuestro compromiso.