jueves, 3 de febrero de 2011

EA reitera su apuesta por NaBai y acusa a PNV y Aralar de dinamitar la coalición por sus intereses partidistas


EA rechaza las condiciones que PNV y Aralar pretenden imponerle y les exige que paralicen la elaboración de las listas electorales mientras no se hayan explorado “todas las vías de resolución”. EA achaca la actuación de PNV y Aralar a que “se están poniendo nerviosos” ante la nueva situación que abre el camino hacia la paz y la normalización política en Euskal Herria y acusa a ambas formaciones de querer “impedir que se materialice ese nuevo escenario político”, aunque ello suponga renunciar a que NaBai sea “instrumento eficaz para el cambio” en Nafarroa.

El secretario general de EA, Pello Urizar, y el coordinador territorial en Nafarroa, Maiorga Ramírez, han comparecido esta mañana en Iruñea para dar a conocer el análisis de EA sobre la situación que PNV y Aralar han provocado en el seno de Nafarroa Bai.


A continuación, íntegros, los discursos de ambos dirigentes del partido:

Pello Urizar, secretario general de EA

Eusko Alkartasuna viene a dar cuenta de una situación que, ni la hemos buscado, y, por supuesto, en absoluto es deseada por nosotros y nosotras. Las últimas maniobras realizadas por PNV y Aralar pretenden terminar con más de ocho años de incesante trabajo en el seno de Na-Bai, en el que Eusko Alkartasuna ha puesto toda la carne en el asador, además de su base social y militancia al servicio de la Coalición.

Eusko Alkartasuna, como socio fundador de Nafarroa Bai, siempre ha trabajado para que el cambio político en Nafarroa fuera una realidad. De hecho, se configuró Nafarroa Bai en 2003 para dicho fin y aglutinó a una amplia representación de abertzales, siempre con la intención de sumar fuerzas para lograr el cambio en Nafarroa.

En este momento, y por motivos "claramente partidistas" Aralar y PNV pretenden mutilar a NaBai, quebrando, de esta forma, el "espíritu" de la coalición, y anulando su capacidad de ser un instrumento eficaz para el cambio en Nafarroa, ya que se niega su carácter abierto a todos los abertzales que quieran y puedan colaborar en lograr ese cambio y además, intentan expulsar de NaBai a la única fuerza política que nunca ha puesto en duda su validez.

La asamblea nacional de Eusko Alkartasuna aprobó que NaBai sería el instrumento electoral exclusivo de EA en las próximas elecciones forales y municipales en Nafarroa; lo aprobó sobre las bases políticas, programáticas y organizativas, que son el elemento nuclear de la coalición. La exigencia de condiciones sobrevenidas y accesorias a menos de 24 horas de su firma, afectan directamente a la soberanía de nuestro partido y también afectan directamente al espíritu de NaBai.

Pero por supuesto, no renunciamos a nuestros acuerdos estratégicos ni a la línea política que Eusko Alkartasuna está poniendo en práctica para avanzar en la normalización y pacificación de Euskal Herria. Porque, este es el objetivo que nos debe guiar: lograr la normalización política y la paz en Euskal Herria. Así lo ve Eusko Alkartasuna, y, sin duda, es totalmente compatible con una NaBai abierta plural e integradora de todas las sensibilidades abertzales.

Eusko Alkartasuna mantiene el objetivo y el espíritu de Nafarroa Bai; seguimos pensando que la coalición debe tener un carácter inclusivo y debe estar abierto a todos los abertzales y progresistas de Nafarroa para poder lograr el necesario cambio político, y el PNV y Aralar deberán explicar a qué obedece su cambio de estrategia.

Una estrategia que, en opinión de Eusko Alkartasuna, va destinada a impedir que se materialice el nuevo escenario político en Euskal Herria.

Llevamos más de un año diciendo que el cambio que está consiguiendo la política de acumulación de fuerzas está poniendo nerviosos a UPN, PP, PSN y PSE. Pero es preciso decir que no son los únicos que están incómodos con la nueva situación que abre el camino hacia la paz y la normalización política. PNV y Aralar también se están poniendo nerviosos.

Está claro que Zapatero ha encontrado un socio fiel en el PNV, y, por otro lado, Aralar se ha convertido en el compañero "inseparable" del PNV, un papel que cuando menos sorprende y, desde luego, no entiende buena parte de su militancia.

Además, después de lo visto en las últimas semanas, tampoco nos creemos que Nafarroa sea el único punto del acuerdo que está claro que tienen PNV y Aralar. Y que conste que no nos parece mal, cada fuerza política es libre de definir su futuro. Lo que nos parece es que hay que ser claro, que la sociedad tiene derecho a saberlo. Eusko Alkartasuna hace todos sus acuerdos con luz y taquígrafos. La sociedad sabe a qué atenerse con nosotros, sabe qué le ofrecemos.

No obstante, Eusko Alkartasuna va a seguir siendo coherente y tenemos muy claro que, para que haya un cambio en Navarra se tiene que acumular el máximo de fuerzas, y avanzaremos hacia la independencia de Euskal Herria con posicionamientos ideológicos progresistas, de izquierda.


Maiorga Ramírez, coordinador territorial en Nafarroa:

Eusko Alkartasuna somos parte esencial de NA-BAI, queremos estar en NABAI y, tal y como ha aprobado nuestro máximo órgano entre congresos, estamos comprometidos electoral e institucionalmente de manera exclusiva con NABAI. El cambio político, ganar a UPN requiere de la suma, no de la exclusión y el veto. Pretender expulsar a EA es tanto como renunciar al cambio político en Navarra.

En estos momentos, los elementos fundamentales y constitutivos de NABAI están acordados. El núcleo de la coalición, (los documentos organizativos, políticos y programáticos) están acordados entre todos por lo que no existe ninguna razón para que PNV y ARALAR pretendan negar la colaboración a Eusko Alkartasuna. No es de recibo, y a nuestro juicio denota una gran irresponsabilidad, que exigencias sobrevenidas planteadas a última hora se conviertan en la excusa de PNV, Aralar e Independientes para dinamitar la coalición.

Eusko Alkartasuna reivindicamos el respeto a las dinámicas propias de cada partido que conformamos la coalición. La colaboración entre diferentes proyectos políticos requiere el respeto y el reconocimiento de la soberanía de cada uno de sus integrantes para tomar sus propias decisiones. EA prioriza el cambio político en Navarra frente a la discrepancia que mantenemos con los acuerdos del PNV con el PSOE en Madrid y que inciden directamente, por ejemplo, en las pensiones de los navarros, o con los pasados acuerdos electorales de Aralar con IU. Del mismo modo que nosotros priorizamos el cambio político y la necesidad de aglutinar voto abertzale para ganar a la derecha navarra foral y española exigimos el mismo ejercicio de responsabilidad a PNV y Aralar.

Ante el anuncio de Aralar y PNV de dar comienzo a los trabajos de preparación de las elecciones, exigimos su paralización inmediata en tanto en cuanto no se exploren todas las vías de resolución. El cambio político depende de ello.