sábado, 5 de marzo de 2011

Pello Urizar denuncia que el PSOE quiere condicionar el proceso

El secretario general de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar, ha denunciado que el consejero del Interior, Rodolfo Ares, y el Gobierno socialista quieran condicionar el proceso y aprovechar las operaciones policiales para generar entre la sociedad la sensación de que el proceso no es real, porque no hay voluntad real para ello.
Urizar ha realizado estas declaraciones tras el acto político de presentación de los candidatos de Eusko Alkartasuna a las alcaldías y las Juntas Generales de los cuatro herrialdes de Hego Euskal Herria, que se ha celebrado después de una reunión de la Asamblea Nacional de la formación. Los cabezas de lista son Antxon Belakortu, Gasteiz; Lorena Lopez de Lacalle, Araba; Helena Gartzia, Bilbo; Joseba Gezuraga, Bizkaia; Josu Ruiz, Donostia; Iñaki Agirrezabalaga, Gipuzkoa; Eva Aranguren, Iruñea, y Maiorga Ramirez, Nafarroa.


A preguntas de los periodistas presentes y refiriéndose a la exigencia de rectificación realizada por el consejero de Interior, Rodolfo Ares, el secretario general de Eusko Alkartasuna ha recordado que no es la primera vez que responsables políticos e institucionales del PSOE advierten a la formación soberanista y ha subrayado que esto no genera nerviosismo por la convicción de que el trabajo político realizado "es legítimo y siempre se enmarca en la defensa de los derechos humanos". Así, ha insistido en que "cuando alguien comete un hecho delictivo, tiene que enfrentarse a la justicia" de la misma forma que ha reivindicado la necesidad de eliminar la incomunicación de las personas detenidas.


Contestadas las preguntas de los periodistas, Urizar ha realizado el siguiente discurso:


"Hace ya un mes decíamos que el clima preelectoral estaba impregnando demasiado el clima político y criticábamos que los nervios sobre cuál será el resultado pesa demasiado en otras decisiones y otros ámbitos políticos que deben quedarse fuera de la batalla de las urnas.

En Eusko Alkartasuna creemos que hay que separar el campo político del meramente electoral, lo cual no quiere decir que no estemos preparando las elecciones como el que más. La prueba es que hoy presentamos a los hombres y mujeres que encabezarán las listas por parte de Eusko Alkartasuna en las cuatro capitales y en las Diputaciones forales de Hegoalde.

Tengo que deciros con orgullo que contamos con los mejores candidatos y candidatas para llevar el cambio real a las instituciones de Euskal Herria. Helena, Joseba, Maiorga, Antxon, Lorena, Josu e Iñaki, junto con otros van a representar el nuevo escenario político que se ha abierto en este país gracias a Eusko Alkartasuna. Un fuerte aplauso para ellos.


Hace más de un año y en este mismo escenario iniciamos un camino tras reflexionar en la situación que se encontraba el nacionalismo vasco. Aquí en el Palacio Miramar pusimos las bases que han propiciado la actual situación política. La colaboración activa entre las fuerzas independentistas y soberanistas que a través de vías pacíficas y políticas trabajamos para alcanzar la normalización y pacificación de Euskal Herria.


En este año, Eusko Alkartasuna ha sido el motor y protagonista de los cambios que se han ido produciendo en Euskal Herria con un horizonte cercano a la pacificación y normalización.


Y ahora ya estamos a las puertas de una cita electoral. Hay quien se queja de que a mes y medio de las elecciones no se habla tanto de política municipal y foral como se debería. Y, hasta cierto punto, estamos de acuerdo con ello. Sólo hasta cierto punto, pero es cierto que las elecciones de mayo van a definir para los próximos cuatro años las instituciones más cercanas a las personas, las instituciones que recogen nuestros impuestos y marcan lo que debemos pagar; las que definen los servicios sociales, las residencias, las ayudas a las personas que lo están pasando mal a consecuencia de la crisis; las que realizan las ofertas de ocio y culturales,...


Y es verdad que esto es una gran responsabilidad porque las consecuencias de la crisis económica han hecho que mucha gente lo pase mal y las instituciones no siempre están sabiendo responder a este cambio. Por eso, en Eusko Alkartasuna creemos que es preciso que las instituciones vascas den un giro hacia la izquierda, y que esto se note en la forma de gobernar, en la fiscalidad, en el bienestar social, en la creación de empleo, en el reparto de los recursos,... En definitiva, en la consecución de una sociedad más justa.


Eso será posible en la medida que Eusko Alkartasuna y el independentismo progresista tenga un peso importante en las instituciones. Este es uno de los objetivos marcados para el 22 de mayo: que el independentismo tenga en las instituciones el mismo peso que en la sociedad.


Construcción nacional y construcción social son dos caras de la misma moneda para nosotros. Y según avanzamos en la construcción nacional, y ahora lo estamos haciendo, debemos avanzar también en la construcción de una sociedad más igualitaria.


No obstante, también tenemos que decir a quienes se quejan de que se habla más de ilegalizaciones que de política municipal, no hay que olvidar que la ilegalización será uno de los aspectos que puede marcar las políticas municipales durante los próximos cuatro años.


Estamos en un momento crucial para el futuro de Euskal Herria y sabemos que no va a tener que ver sólo con las elecciones, por eso estamos inmersos en la preparación electoral, sí, pero no estamos dispuestos a llevarnos por delante el proceso abierto y que tiene que llevarnos a la paz definitiva y la normalización política.


El proceso político abierto tiene mucha mayor capacidad para cambiar el futuro que las propias elecciones. Por eso, no entendemos y creemos que la mayoría de la sociedad tampoco que haya quien intente quitar importancia al hecho de que el Estado está intentando volver a poner trabas al independentismo en las urnas. Ahora, otra vez, sin ningún argumento legal, sólo con su convencimiento de que el independentismo es el enemigo a batir, aunque el resultado fuera el mantenimiento de la anomalía democrática que supone mantener a miles de personas sin poder votar a la opción que quieren.


Por eso, porque tenemos una oportunidad real de cambio, desde Eusko Alkartasuna creemos que hay que conjugar los intereses electorales con los generales. Es más, también el trabajo electoral debe servir a unos objetivos generales. Por eso, entendemos pero no compartimos la filosofía de quienes piden el voto con el objetivo declarado de tener mayoría absoluta. Es decir, estar en las instituciones como fin en sí mismo, no como medio para dar pasos adelante, cambiar, mejorar, ... no: es un fin en sí mismo.


Eusko Alkartasuna en su momento, ahora todavía no se puede, pero en su momento, pediremos el voto con programas que hablan de cambio social y político en Euskal Herria. Cambio que protagoniza y pide la sociedad y que se puede ayudar a consolidar desde las instituciones en las que la participación social es más amplia y más natural, los ayuntamientos. Un cambio que haremos entre todos los que creemos en otro modelo de país con la ayuda de quienes hoy están aquí y puede comenzar a visualizarse, debe comenzar a visualizarse en mayo".