sábado, 1 de julio de 2006

El Consistorio de Sopelana y la Comisión de txosnas reafirman sus posturas enfrentadas

Un día después del inicio de las fiestas de San Pedro, el Ayuntamiento de Sopelana y la Comisión de txosnas ratificaron ayer sus posturas enfrentadas acerca del recinto de las casetas festivas. Ante la decisión del Consistorio de prescindir de las txosnas, la agrupación levantó una de estas casetas sin autorización junto a la Casa Consistorial.
EL CORREO
Como respuesta, el Ayuntamiento emitió una nota en la que defendía la idoneidad de la ubicación en Loroño, rechazada por los grupos que han formado la Comisión de txosnas. Según el equipo de Gobierno, «no es cierto que se quieran sacar las txosnas del municipio, cualquiera que conozca Sopelana sabe que el recinto se encuentra junto al centro de la localidad». El texto indicaba las molestias generadas por el emplazamiento de años anteriores, junto a la iglesia, y criticaba la iniciativa de la Comisión de txosnas de colocar su caseta «de forma completamente irregular». El Ayuntamiento achacó la falta de acuerdo «a la actitud inmovilista de algunos colectivos, que no de la mayoría, presentes en la Comisión de fiestas».

Por su parte, la Comisión de txosnas dio a conocer otro texto en el que comunicaba su propósito de mantener «la txosna común», levantada sin permiso, «hasta que finalicen las fiestas». La agrupación reiteraba su rechazo al recinto de Loroño, «por el desarraigo que supone estar tan lejos de todas las actividades previstas», entre otras razones como la «peligrosidad del parking» o su «difícil limpieza».