domingo, 22 de octubre de 2006

La igualdad real


El primero de octubre de 1931, la diputada del Partido Radical Socialista, Clara Campoamor, defendía ante las Cortes españolas , frente a sus propios compañeros de partido, entre las que destacaba otra mujer, Victoria Kent y las opiniones de líderes políticos del momento, como el socialista Indalecio Prieto, un discurso en el que propugnaba el Derecho al Sufragio activo de las Mujeres. La aprobación posterior por parte de la Cámara consagraba la igualdad legal entre hombres y mujeres en lo que al Derecho de Sufragio se refiere.
Setenta y cinco años después, la aprobación de las medidas y leyes de paridad nos lleva a poder afirmar que en el ámbito legal y en lo relativo a todos los Derechos y Libertades, la IGUALDAD LEGAL entre ambos sexos es plena.
En Eusko Alkartasuna no hemos tenido que esperar a que se promulguen este tipo de normas para reconocer el papel de la Mujer. Fuimos pioneros en el hecho de elegir como máximo dirigente a una mujer, Begoña Errazti. Cuatro de los siete parlamentarios en Gasteiz son mujeres, nuestro único representante en el Congreso es mujer y la totalidad de los representantes de EA en el Ayuntamiento en el que soy concejala somos mujeres.
La gran conquista pendiente es la consecución de la Igualdad real entre ambos sexos. Las cifras de asesinadas por violencia machista (60 en el Estado), o datos económicos como los publicados recientemente, en el que se señalaba que en 2005 las mujeres habíamos cobrado un 30% menos que los hombres, hacen que la tarea que comenzara a reivindicar Clara Campoamor en 1931 esté aun pendiente.
Nos queda la parte más complicada, el superar los obstáculos que una educación basada en valores machistas ha marcado a varias generaciones de hombres y mujeres en este País.
Espero que no tengan que transcurrir otros tantos años para que alguien desde una tribuna como ésta pueda afirmar que la Igualdad real se ha visto materializada. Como gustaba decir Clara Campoamor: la única manera de madurarse para el ejercicio de la libertad y de hacerla accesible a todos es caminar dentro de ella.

Nerea Martínez Cerrillo. Concejala de EA en el Ayuntamiento de Laudio