miércoles, 21 de marzo de 2007

EA recuerda que el impuesto de sociedades no constituye ningún acuerdo institucional intocable, sino un acuerdo político entre PNV y PP


Ante las continuas declaraciones llevadas a cabo en los últimos días por distintos portavoces del PNV en relación con el Impuesto de Sociedades, Eusko Alkartasuna quiere trasladar a la opinión pública lo siguiente:


1º.- El Proyecto de reforma del Impuesto de Sociedades que actualmente está en trámite en las tres Juntas Generales ha sido negociado exclusivamente por representantes del PNV y del PP, con lo cual negamos abiertamente que sea un acuerdo institucional, tal como están afirmando.


2º.- El Órgano de Coordinación Tributaria es un órgano meramente administrativo que tiene legalmente asignada la labor de “impulsar la coordinación y colaboración entre las Diputaciones Forales en el ejercicio de sus competencias tributarias en aras a lograr una mayor eficacia en la gestión tributaria”, está formado por 3 representantes de la Hacienda del Gobierno Vasco (PNV) y un representante de cada Hacienda Foral (2 PNV y 1 PP) pero que en ningún caso puede sustituir a las Juntas Generales en su función de aprobar los impuestos.


3º.- Históricamente, los acuerdos del OCT relativos a las Normas Forales reguladoras de los impuestos han sido adoptados tomando siempre en cuenta las mayorías necesarias en los tres Territorios Históricos para su aprobación. Lo que no se ha hecho este año, con lo cual se genera una distorsión entre los tres territorios y la falta de armonización.


4º.- El PNV ha roto unilateralmente esta dinámica, sabedor de que EA no aceptaría una bajada tan acusada de la presión fiscal sobre las sociedades mercantiles. Hay que recordar que ya en el año 2005, Eusko Alkartasuna se opuso a bajar el tipo general, que finalmente fue fijado en el 32,6%.


5º.- La decisión unilateral del PNV de remitir su reforma del Impuesto de Sociedades sin asegurarse antes los apoyos necesarios constituye un acto de prepotencia y de irresponsabilidad inadmisible, además de una deslealtad absoluta hacia quienes somos sus socios de gobierno en tres de las cuatro instituciones afectadas.


6º.- Eusko Alkartasuna se reafirma en el modelo alternativo que ha presentado en las tres Juntas Generales a través de enmiendas parciales, puesto que es un modelo que plantea una rebaja equilibrada del impuesto, y prima solamente a aquellas empresas que reinviertan sus beneficios, apuesten por la innovación, por la previsión social y por la seguridad laboral.

"El 30% sigue siendo el tope de flexilibilidad de EA", ese es el tipo real medio de Europa y no el 20% que dice la patronal. "Por debajo del 30% sólo están países como Chipre o Lituania y no queremos esa recaudación porque no queremos ese tipo de prestaciones sociales".