viernes, 23 de marzo de 2007


El portavoz de Economía y Hacienda de EA en Juntas Generales de Bizkaia, Joserra López-Larrinaga, votó hoy en contra del Proyecto de Norma Foral que modifica el Impuesto de Sociedades, por entender que se trata de una reforma que "rebaja excesivamente la presión fiscal sobre las grandes sociedades mercantiles, con la consecuente pérdida de recaudación para las arcas públicas, en un momento en el que la situación de la economía vasca es buena y las empresas están obteniendo importantes beneficios".
Tras recordar que el Proyecto "ha sido acordado exclusivamente por el PNV y el PP, únicos partidos con representación en el Órgano de Coordinación Tributaria (OCT)", López-Larrinaga lamentó que el PNV haya decidido remitir la reforma sin garantizarse las mayorías necesarias en las tres Juntas Generales, "rompiendo así la dinámica histórica de las reformas tributarias".
Durante el debate, EA defendió su modelo alternativo del impuesto, articulado a través de 14 enmiendas parciales y basado en un tipo general del 32% (muy similar al actual) pero que va acompañado de un sistema de deducciones que "prima aspectos como las reinversiones, la innovación, la seguridad laboral o la previsión social, frente al modelo acordado por el PNV con el PP, que implica, de salida, una rebaja sustancial para todas las grandes empresas, aunque se lleven los dividendos para casa".
El portavoz de EA centró también parte de su intervención en denunciar que el debate social en torno al Impuesto de Sociedades se está planteando "de forma equivocada", especialmente a la hora de comparar nuestra tributación con la de otros países europeos, puesto que "lo que hay que comparar son los tipos efectivos, que reflejan lo que realmente pagan las empresas, una vez descontadas las deducciones, y en Euskadi esos tipos rondan el 18% en el caso las grandes empresas, a pesar de que su tipo nominal sea del 32,6%".