sábado, 19 de julio de 2008

Estamos transformando lo que eran ayudas económicas sujetas al albur de las coyunturas económicas o políticas en derechos sociales y de ciudadania.


El consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social y secretario general de Eusko Alkartasuna, Joseba Azkarraga, ha explicado esta mañana en un acto que su partido ha celebrado en Bilbao y en el que han participado cargos internos e institucionales de EA la labor que el Gobierno vasco está haciendo "para impulsar y llenar de contenido lo que hemos dado en llamar el modelo vasco de inclusión y de protección social".

Durante las últimas dos legislaturas, ha afirmado Azkarraga, "hemos hecho muchas cosas y cosas muy importantes, porque hemos sabido impregnar en el conjunto del Gobierno nuestra impronta; que se resume en una visión progresista y moderna, desde los principios que siempre nos han guiado de la socialdemocracia vasca, de lo que tiene que ser la construcción de la Euskadi Social".

En esta línea, ha subrayado la importancia de la aprobación hace unas semanas por parte del Consejo de Gobierno de la Ley de Garantía de Ingresos y de Inclusión Social; y la luz verde dada por la Cámara vasca a la Ley de Complemento de Pensiones. Además, ha destacado también que la Ley de Familia está ya en sede parlamentaria y en fase de enmiendas. "Tres ejemplos de la apuesta política del Gobierno vasco y de EA por la Euskadi social, cívica y democrática, pero no de una democracia formal y encorsetada, sino de una democracia participativa".

Azkarraga ha señalado que para sacar adelante estas importantes iniciativas "hemos tenido que pelear dentro y fuera del Gobierno y con persuasión y mucha, mucha tenacidad hemos logrado vencer las reticencias. Hoy podemos señalar con enorme orgullo que pocos dudan ya de que las medidas que estamos desarrollando están contribuyendo al fortalecimiento del Estado de Bienestar y a avanzar sin exclusiones".

En este sentido, "una de las grandes contribuciones que como Departamento hemos hecho al Gobierno y a nuestro país ha sido convertir la lucha contra la pobreza y la exclusión en un objetivo central y prioritario de las políticas públicas, y situar lo que eran ayudas económicas sujetas al albur de las coyunturas económicas o políticas en auténticos derechos sociales y de ciudadanía. Esto sí que es un gran paso adelante", ha manifestado Azkarraga.
El consejero vasco ha apostado por un modelo de protección social que necesariamente "debe partir de la idea de que el crecimiento económico debe redundar en el progreso y calidad de vida para todas las personas, prestando especial atención a la protección de los sectores sociales más desfavorecidos y a las familias con criterios de justicia, solidaridad y cohesión social".

En este sentido, ha afirmado que el modelo de referencia para Eusko Alkartasuna "es un Estado del Bienestar que se presenta, no sólo como garante de los derechos cívicos y políticos, sino también, y sobre todo, como salvaguarda de los derechos sociales, concretamente en la protección y tutela de los bienes materiales, garantías de rentas, protección de la familia, de la salud, de la educación, del derecho a la vivienda, de las contingencias sociales (enfermedad, viudedad, desempleo...) etc".

Azkarraga ha señalado que, "aunque todo es mejorable y ése es nuestro reto, estamos construyendo un avanzado sistema de protección social y un buen sistema de inserción social. Porque creo firmemente que nuestro pueblo debe avanzar sin exclusiones. Nuestro modelo -ha concluido- es un modelo progresista que busca, en lo económico, ser más competitivos en un mundo cada vez más globalizado, pero siempre mejorando las condiciones de vida de la ciudadanía y aumentando la cohesión social y territorial".