lunes, 31 de agosto de 2009

Recuperar la ilusión


Ésta es la idea que preside el discurso de Pello Urizar tras llegar a la primera línea política. Pero este único objetivo tiene dos destinatarios. Uno es el conjunto de la ciudadanía vasca, a la que ve angustiada por la crisis e insatisfecha con el "gobierno artificial" de PP y PSE. El otro, sus propias bases, aún doloridas por el batacazo electoral y la definitiva escisión de la 'corriente crítica', ahora Hamaikabat "Dudo del proyecto económico que puedan plantear dos partidos tan antagónicos como PP y PSE" A. González GASTEIZ. EA deja una puerta abierta a la esperanza ante la Legislatura que apenas comienza, pero duda de que apruebe algo de lo que populares y socialistas puedan impulsar.

¿Cómo prevé esta nueva legislatura?

Bueno, el Gobierno parece que está haciendo las cosas un poco al tuntún ante una crisis como la actual, lo que hace que tengamos muchas dudas. Pero es que, siendo como son PP y PSOE antagónicos y, por eso, incapaces de pactar nada en el Estado, ¿qué propuestas van a plantear aquí, las de unos o las de los otros? Por eso soy escéptico, aunque siempre hay que dejar una puerta abierta a ver lo que se plantea. En todo caso, ya digo que veo muy difícil que el pacto sea impermeable a la guerra abierta que ambos partidos mantienen en Madrid, y más cuando se acerquen las elecciones dentro de dos años, que pueden hacer que todo salte por los aires en función de que se den unos u otros resultados.

¿Ve a López muy condicionado por su pacto con el PP?

Sí, sí. Además, como no están dando respuestas a la crisis, los socialistas se están centrando únicamente en hacer una política de gestos a la que saben que el PP les va a decir que sí. La última propuesta de Basagoiti de cerrar las delegaciones vascas en el exterior va de eso, porque dicen que se ahorran 10 millones, pero cuántos se pierden de entre las inversiones que estos centros conseguían para Euskadi o de la ayuda que prestaban a las empresas vascas en el extranjero. Así que lo primero fue la bandera española, lo siguiente el mapa del tiempo, y ahora estamos contra estos centros: política de gestos y poco más.

¿Atribuye a esto la actuación del Departamento de Interior ante las fotos y los carteles, que ha generado una polémica en la que EA ha estado, por cierto, en plena diana?

Sí, desde luego. Además dices bien lo de estar en la diana, porque nosotros no hemos querido ser en absoluto protagonistas, sino que han venido a por nosotros directamente para subrayar esa política de gestos. Cualquiera que conozca al alcalde de Gernika sabe que siempre ha sido respetuoso con las actuaciones de la Er-tzaintza y que nada hay más lejos de su intención que querer generar polémica. Él sólo se hizo eco de la indignación que prendió en el pueblo por un caso concreto de aplicación desmedida de la fuerza que no es sólo patrimonio de los simpatizantes de EA o de quienes organizaron el trikipoteo contra el que arremetieron los agentes, sino que es generalizada en casi todo el arco de sensibilidades políticas de quienes estuvieron allí y vieron cómo se disolvía a todo el mundo a pelotazos.

Hablaba de "panorama desalentador" en la apertura del curso político. ¿Ve también algunos motivos para la esperanza?

Tiene que haberlos. Si no es en el ámbito directamente institucional, y volviendo al planteamiento del proyecto abertzale, sin haber tenido contactos oficiales, la información que nos llega de otros partidos es que están haciendo esta misma reflexión ante los cálculos que PP y PSE están haciendo para seguir proyectando una representación pública artificial sobre Euskal Herria. Y eso debe ser bueno. Ahora toca que cada uno vaya concretando los frutos de esas reflexiones para volver a dotarnos de motivos para la esperanza.

¿Una reflexión que también se está dando en Batasuna?

Sí se está dando, sí.

álvaro gonzález

gasteiz. La apertura del curso político descubre a una EA que redobla su apuesta por conseguir forjar un gran acuerdo entre abertzales que devuelva a este sector el liderazgo que le otorgan los resultados electorales y responda a la estrategia que ha desbancado por primera vez al nacionalismo de las principales instituciones vascas. Su nuevo líder, Pello Urizar, asegura que su partido es ahora más fuerte -tras la escisión que ha significado el nacimiento de Hamaikabat-, porque es "más coherente" y tiene un discurso "unánime y claro" de cara al futuro.

EA inicia el curso después de un duro revés electoral y de que algunos militantes decidieran abandonar el partido y crear Hamaikabat. ¿Cuál será su principal objetivo?

El primer objetivo está claro: dar la imagen de cohesión interna que, por desgracia no hemos dado últimamente y que a partir del último congreso creo que sí vamos a poder dar, porque la situación interna del partido ha cambiado radicalmente. Tendremos que reilusionar a cierta gente que se ha podido desencantar por estos problemas internos. Pero al mismo tiempo, de cara al exterior, también creemos que el abertzalismo necesita un reforzamiento y crear oportunidades para que este sector se vuelva a ilusionar, y eso es lo que se ha ratificado especialmente en este congreso: que, ahora más que nunca, es necesario llegar a acuerdos entre partidos abertzales, porque los partidos de adscripción española, siendo antagónicos en casi todo, sí están sabiendo urdir estrategias comunes. Tenemos que hacer ese esfuerzo de unión entre abertzales, que es lo que España realmente teme. Más que a ETA e incluso los efectos perjudiciales que ésta puede causar.

Se cumple un año desde que su antecesor anunciaralos trabajos para crear el polo soberanista. ¿En qué punto está el proyecto?

Estamos inmersos en un proceso interno para definir cuáles son las bases y las fórmulas que se tienen que dar para que EA participe en esa mesa. Empezamos el proceso la semana que viene y lo cerraremos a finales de noviembre. Sabemos que otros partidos están en la misma reflexión y, aunque no hemos mantenido aún contactos oficiales, estamos hablando con unos y con otros. EA está haciendo un esfuerzo para que, más allá de lo que es estrictamente necesario, que es que quede clara la apuesta exclusiva por las vías pacíficas, civiles y democráticas, vamos a ir con la voluntad de dejar pelos en la gatera y llegar a acuerdos. Y pedimos al resto de partidos que afronten este debate con la misma voluntad.

Una declaración de principios del mundo de Batasuna en la que dijeran que avalan esa apuesta, ¿valdría para EA? ¿Sería suficiente?

Sí. Pero hay que ser consecuente. No es lo mismo pedirle a una persona de ese mundo que llegue a la conclusión de que la violencia no es el camino que llevarle a condenar todo lo que en un momento dado ha podido formar parte de su vida, porque dentro de ese mundo también hay gente que ha sufrido mucho. Pero nosotros lo que queremos que quede claro es lo primero, convencerles de que la violencia no es el camino, porque además es un argumento que da juego al Estado español para implantar su política aquí.

¿Y no les inquieta el precedente de lo que ocurrió tras la declaración de Anoeta?

Sí, es un ejemplo de una apuesta en un momento determinado que parecía firme y que se vino abajo, y eso claro que me inquieta. Pero los temas no son simples, ni blancos o negros. Como EA, pediremos una garantía a ese mundo, porque en el último proceso de paz fuimos muy activos a la hora de propiciar el diálogo y abrir puertas hacia eso que todos los conflictos necesitan, que es el apoyo externo.

Hablaba de pedir garantías. ¿Cuáles podrían asegurar que no se diera un nuevo cambio de discurso como el que se dio entonces?

Yo recuerdo la época de la tregua de Lizarra-Garazi. Una vez que se declaró la tregua y Euskal Herritarrok asumió que había que parar, se seguían dando casos de kale borroka, y la Mesa Nacional de ese mundo decía que aquellas no eran las vías, que había otras. Por eso digo que no es cuestión de hacer un comunicado un día, sino de tomar una actitud consecuente ante estos fenómenos y mantener esa línea.

También comentaba que EA está dispuesta a dejarse pelos en la gatera. ¿Como cuáles?

Mira, EA lleva 23 años dejándose pelos en la gatera. Nosotros tenemos claras nuestras bases y esperamos lo mismo de los demás partidos. Cuando cada uno ponga encima de la mesa sus requisitos, veremos cuáles pueden ser compatibles con los nuestros y si, por ejemplo, se plantea una opción intermedia hacia lo que nosotros queremos lograr, veremos cómo se puede articular.

¿Habla pensando en lo que pueda plantear el PNV?

Bueno,... una de las cosas que se critica, y nosotros lo hacemos, del proyecto del polo soberanista, es que se quiera excluir a nadie, y en este sentido creo que fueron desacertadas las declaraciones de Arnaldo Otegi en las que dijo que el PNV no podría estar en este proyecto y que también le sobraba Aralar. Sí es así, va a ser un polo en el que van a estar sólo ellos, porque nosotros está claro que sólo con Batasuna no vamos a ir a ningún sitio. Cuanto mayor sea esa colaboración con las demás formaciones abertzales, más fácil será que dé frutos. No admitiremos que alguien pretenda tener derecho a veto, diciendo quién puede estar y quién no, o incluso descalificando el proyecto que se configure si ellos no están, porque la sociedad, o al menos la población abertzale, está pidiendo que hagamos este esfuerzo. Y más ante la situación que hay en el Gobierno Vasco y en el Parlamento, que no es real.

Y todo esto ¿se pondría en marcha de cara a las elecciones de 2011?

Hombre, las elecciones siempre distorsionan y hacen que los partidos nos miremos el ombligo y luchemos por que los que están conmigo no se vayan contigo y viceversa. Pero aunque 2011 está ahí y es importante, no hacemos esta propuesta mirando a las elecciones sino también a más largo plazo. Y en este sentido, creo que es bueno que tengamos por delante dos años sin elecciones.

¿Por qué momento pasan sus relaciones con el PNV, que quizá han podido quedar enturbiadas por la entrada en escena de Hamaikabat?

No son las mejores que se podían tener o desear, entre otras cosas por que estamos viendo que en el caso de Hamaikabat, Alkarbide, o como se quieran llamar, les están queriendo dar un halo de legitimidad que no tienen. Y esto lo deberían entender, porque firmaron con nosotros un pacto antitransfuguismo y ahora se agarran a otras leyes por un interés político claro. Y esto se lo reprochamos, y se lo reprocharemos cuando toque. Así que la relación es huidiza, porque saben que esta apuesta que están haciendo tiene un límite de unos dos años, y que más allá de esa fecha necesitarán tener relación con otros partidos como nosotros.

sus frases

"Tenemos que hacer un esfuerzo de unión entre abertzales para recuperar el liderazgo que la sociedad reclama"

"Queremos que Batasuna se tome en serio lo dicho en Anoeta y sea consecuente con esa apuesta política"