miércoles, 17 de febrero de 2010

Euskal Herria está frente a una oportunidad que no debemos dejar pasar


La política vasca ha entrado en una nueva etapa que viene a completarse con las conclusiones del proceso de reflexión de la izquierda abertzale, hechas públicas ayer. Vivimos una nueva etapa en la que, sin duda, lo más importante es el consenso absoluto de los partidos soberanistas en que cualquier avance en materia de reconocimiento del ejercicio del derecho de autodeterminación debe venir por vías exclusivamente civiles y democráticas.

Para un partido como Eusko Alkartasuna, que desde su fundación ha apostado por una unidad de acción soberanista para superar el bloqueo en el derecho a decidir de Euskal Herria, es una buena noticia que se allane el camino para ello.


Eusko Alkartasuna ha tomado parte en todos los procesos en los que se ha intentado llegar a una unidad de acción que permita avanzar hacia la normalización política y a la pacificación del país. Lizarra-Garazi, mesa de Maltzaga, Foro Nacional de Debate,... hemos tomado parte en todas y cada una de las iniciativas en las que había oportunidad de hacer política y sólo política.


Y, en esta ocasión, creemos que Euskal Herria está frente a una oportunidad que no debemos dejar pasar. Eusko Alkartasuna, desde luego, va a trabajar para que esta oportunidad se plasme en una sociedad libre de todo tipo de violencia y en la que todos los proyectos políticos sean realizables si tienen el aval del apoyo de la ciudadanía.


Creemos que es importante subrayar que esta oportunidad es la oportunidad de la pacificación. Llevamos años diciendo y oyendo que el paso adelante definitivo en esta materia se daría con la deslegitimación de la violencia. Y el hecho de que todas, todas las fuerzas políticas apuesten por vías democráticas y no-violentas es la forma más efectiva de deslegitimación. La izquierda abertzale tradicional no se ha manifestado nunca en estos términos y menos en una situación de no tregua. Por ello, debemos considerar la declaración hecha pública ayer como novedosa y valiente.


Desde Eusko Alkartasuna queremos subrayar la importancia de apostar por los Principios Mitchell, que fueron un instrumento eficaz para desatascar un conflicto tan duro como el irlandés. El primer postulado de los principios del senador Mitchell es el compromiso en "el uso de medios exclusivamente democráticos y pacíficos para resolver las cuestiones políticas".


Eusko Alkartasuna va a exigir total compromiso con este principio básico que, ha sido, es y será fundamental para nosotros: se debe garantizar el uso de medios exclusivamente democráticos y pacíficos no sólo durante el proceso negociador de consecución de ese nuevo proceso democrático, sino en toda acción política que se dé en Euskal Herria.


Este y no otro creemos que es el único camino.


Eusko Alkartasuna habla de oportunidad histórica porque estamos convencidos de que la declaración de ayer supone dos cosas.


- Primero, que estamos dando un paso definitivo hacia la pacificación de Euskal Herria. Llegado a este momento, mantener esta apuesta con representantes políticos en la cárcel y fuera de las instituciones, nos hace creer que va a ser complicado dar marcha atrás.


- Supone también que desaparece el principal escollo para comenzar a perfilar un movimiento soberanista no-violento, capaz de acumular fuerzas para cambiar el panorama político actual. Los soberanistas podemos comenzar a hacer política juntos para que la ideología de la mayoría social de este país sea respetada y tenga un reflejo directo en las instituciones y en el derecho a decidir.


Y esto significa también que toca definirse. No es momento de ambigüedades ni de políticas partidistas. No es el momento de buscar mayorías absolutas que resarzan de otros fracasos ni de apostar por regionalismos cuando de lo que se trata es de hacer país.

Pello Urizar