lunes, 17 de mayo de 2010

Derecho a decidir y reforzamiento del estado de bienestar, recetas para salir de la crisis


Este es el discurso ofrecido por el secretario general en rueda de prensa, el sábado, en el Alkartetxe de Gasteiz:

"Desde Eusko Alkartasuna vemos con preocupación tanto las decisiones adoptadas por el Gobierno Rodriguez Zapatero como la falta de alternativa por parte de la oposición que encabeza Mariano Rajoy.


Consideramos que las medidas propuestas son un parche coyuntural que no aborda los problemas de fondo de la economía española y que hace recaer el costo de la crisis sobre las personas más débiles de la sociedad y las clases populares.


Detrás de las medidas anunciadas por el Gobierno de Rodríguez Zapatero vemos improvisación y un sometimiento a las corrientes neo-liberales que, desde una perspectiva de izquierdas, nos preocupa y nos parece inconcebible que sean propuestas por un partido que se denomina socialista.


Las medidas planteadas, de entrada, tienen una carencia importante: sólo contemplan el gasto y no plantean ni siquiera una reflexión sobre el ingreso, a la vez que recorta los derechos de los más débiles.


En segundo lugar, no se abordan los problemas estructurales de la economía española:


• Sigue dando al espalda a la industria como soporte sólido del sector servicios: sigue vigente la nefasta máxima de que "la mejor política industrial es la que no existe"
• Olvida la necesidad de abordar una renovcación tecnológica y no s eplantea ninguna medida para acabar con el incumplimiento de lso objetivos de Lisboa referidos al impulso del I+D+i. Únicamente Euskal Herria (Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral de Navarra) junto con Madrid han superado el objetivo del 2% del PIB destinado a la innovación.
• No plantea ninguna medida de incentivación de la actividad económica mediante el impulso de la financiación asequible para la pequeña y mediana empresa y los autónomos. (Siguen dejándolo todo en manos de la "voracidad" de la banca tradicional que alguan responsabilidad tiene sobre la crisis.
• Ni se cita no una medida, sino siquiera una reflexión sobre la necesidad de comprometerse seriamente en la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida, que son dos de los males estructurales y profundos de la economía española. (estamos hablando de porcentajes del 20% en el conjunto del Estado, y del 30 o 35% en algunas zonas como el levante mediterráneo).
• No se contempla una reforma fiscal que aborde la financiación de las medidas bajo criterios de progresividad y solidaridad.
• No plantea ninguna medida significativa para reformular la estructura de un Estado que no ha asumido, no ya el autogobierno, sino ni siquiera la descentralización administrativa.
• Ni se plantea, no ya la necesaria reducción drástica del gasto militar, ni siquiera la reforma de una estructura militar que es fruto de una institución obsoleta y que ahora mismo supone una carga inasumible para el conjunto de la sociedad pues no aporta apenas retorno de servicio para ésta.


Finalmente, además, se pretenden aplicar con carácter general, indiscriminado y uniformizador, sin tener en cuenta la tan diferente realidad económica, financiera y de endeudamiento que existe en las diversas naciones y zonas del Estado. Y, en lo que se refiere a Euskal Herria, la realidad de un autogobierno diferenciado y un sistema institucional y fiscal propio.


Es necesario recordar que con el sistema de Concierto Económico, mientras que el resto del Estado -con ocasión de la crisis y la caída de la recaudación- ha disminuido su aportación a las cargas generales, desde Euskal Herria se siguen aportando los cupos previstos con independencia del devenir de la recaudación.
En relación a las medidas a tomar en Euskal Herria para hacer frente a la crisis, y también para hacer frente a la ineficiencia e ineficacia del gobierno español, desde Eusko Alkartasuna pensamos que deben sustentarse en dos principios fundamentales:


• El derecho a decidir de la sociedad Vasca
• El compromiso con la defensa y reforzamiento del Estado de Bienestar


Desde esta perspectiva planteamos una batería de medidas que tienen como objetivo hacer frente a las dos tentaciones presentes en la praxis política de los partidos que tienen la responsabilidad de mantener el Gobierno Vasco (PP-PSE-PSOE) y en el que está detrás de los tres Diputados Generales y la Presidencia de EUDEL (EAJ-PNV):


1. El seguidismo de la nefasta gestión del gobierno de Rodríguez Zapatero y de la ausencia de ideas alternativas de Mariano Rajoy.
2. La autocomplacencia de que como estamos mejor, no hay que tomar medidas.



En Eusko Alkartasuna pensamos que la crisis no no es ajena, tanto por las consecuencias inmediatas que están sufriendo muchas personas en nuestro País, como por la tendencia a ir rebajando el estado de bienestar, acomodándose a la ola neo-liberal que agranda las diferencias sociales y pone en peligro el proceso a la independencia de nuestro País.


Por estas razones, planteamos las siguientes medidas que se deberán tomar desde los dos gobiernos y los respectivos ámbitos institucionales de hego Euskal Herria:


1. Impulso de un diálogo social real, lo cual implica contar con la Mayoría Sindical Vasca, que ponga bases sólidas para analizar la actual situación y atisbar los espacios de consenso necesarios para dar respuesta a la crisis desde el compromiso con el reforzamiento del Estado de Bienestar y la defensa de los avances sociales logrados junto con un compromiso de solidaridad efectiva con quienes no tienen empleo.
2. Esfuerzo solidario y colectivo, para hacer frente a la coyuntura, basado en criterios de progresividad a la hora de abordar el ingreso, y en criterios sociales a la hora de abordar el gasto.
3. Mantenimiento del conjunto de las medidas contra la exclusión social y prestaciones sociales junto con un compromiso de impulsar medidas para evitar el fraude.
4. Reforma fiscal que plantee, como mínimo, recuperar el nivel de los tipos impositivos que se rebajaron en los últimos años.
5. Reforzamiento de la inversión pública en infraestructuras sociales que contribuyan a la dinamización económica, la creación de empleo y prestación de servicios públicos esenciales como son sanidad, educación y atención a las personas mayores.
6. Abandono del gasto en proyectos de infraestructuras de dudosa viabilidad económica y alto impacto medioambiental, como puede ser el puerto exterior de Pasaia.
7. Revisión y reforma urgente de la Ley de Territorios Históricos con el fin de evitar duplicidades de gasto, ineficiencia en la prestación de los servicios, y rivalidades competenciales entre instituciones vascas.
8. Revisión y reducción del entramado institucional de empresas públicas y participadas por las diferentes instituciones y Gobiernos de la Comunidad Autónoma Vasca y la Comunidad Foral de Navarra.
9. Puesta en marcha de una institución Financiera Pública Vasca que coordine y lidere una actuación conjunta del as Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crédito del País para facilitar la financiación del tejido empresarial vasco con especial dedicación a las pequeñas y medianas empresas, autónomos, y nuevos proyectos innovadores, como espacios generadores de empleo y riqueza.
10. Compromiso de reducción del gasto corriente improductivo así como búsqueda de ahorros en el pago de licencias y royaltis mediante la sustitución de sistemas y programas informáticos propietarios por otros de código abierto".