sábado, 11 de septiembre de 2010

Desconvocada la manifestación tras la prohibición de la Audiencia Nacional

Pello Urizar, secretario general de EUsko Alkartasuna, ha afirmado que ha sido el miedo puro y duro el que ha prohibido la manifestación de esta tarde en Bilbao. Urizar se ha preguntado dónde queda el axioma de que en ausencia de violencia todas las reivindicaciones políticas son posibles.

Premiazko deialdia luzatu dizuegu, azken egun hauetan gertatutakoa benetan oso larria dela iruditzen zaigulako. Apenas berrogeitazortzi ordutan, Auzitegi Nazionalak bi manifestazio deialdi debekatu ditu.

La Audiencia Nacional Española ha prohibido dos manifestaciones convocadas bajo lemas tan poco dudosos como "Todos los derechos, para todas las personas, en toda Euskal Herria" y "Libertad de expresión, todos los derechos, para todos y todas".

Manifestaciones convocadas por Adierazi EH y ciudadanos vascos, como mi compañero de partido Sabin Intxaurraga, a las que se han adherido fuerzas que aglutinan a una parte importante de la sociedad vasca, a la mayoría de la sociedad vasca. El conjunto de la izquierda independentista, la mayoría sindical vasca y organizaciones de acreditada trayectoria en la materia como Lokarri habían apoyado la convocatoria y su aceptación entre la ciudadanía fue todavía mayor, puesto que, individualmente, personas de muy diferentes trayectorias políticas las apoyaban.

Asteak daramazkigu esaten, eta berretsi egiten dugu: urduri daude, eta ez dute onartzen Euskal Herria fase berri baten atarian dagoela.

Llevamos semanas diciéndolo: están nerviosos. Ahora podemos añadir: tienen miedo. No asumen que en Euskal Herria está entrando en una nueva fase.

PSOE, PP y la Audiencia Nacional, todos, nos han demostrado que tienen miedo a un cambio que va a cambiar de raíz la situación política de este país.

El escenario político de Euskal Herria ha cambiado. Eso es un hecho. Y también es un hecho que la protagonista de este cambio es y será, por derecho propio, la sociedad.
Euskal Herriko eszenatoki politikoa aldatu egin dela errealitate bat da eta hori guztiek onartzen dute; eta onartu behar dute, aldaketa horren motore gizartea dela, eta aldaketa horren protagonista, legez gizartea dela.

Estamos ante un cambio de ciclo cuya principal característica es que se basa en decisiones puramente políticas, no se basa en estrategias de ETA, ni está tutelado por ETA. Y eso les descoloca; porque el discurso y la actuación contra ETA la tienen asumida, es fácil: actuación policial. Pero, como a la sociedad vasca no se le puede aplicar esta receta, han optado por la que más se le parece: prohibición judicial.

Jakin badakite ETAren aurka erabiltzen duten errezetak ez duela euskal gizartearen aurka aritzeko balio, baina antzekoa aurkitu dute: ETAren aurka ekintza poliziala soilik, eta euskal gizartearen contra, debeku judiziala.

Esta es la realidad. Ha sido miedo, puro miedo lo que ha impedido que esta tarde se haya escenificado en las calles de Bilbao la nueva época de la política vasca, basada en la reivindicación del respeto a todos los derechos humanos y civiles del conjunto de la ciudadanía.

Ahora cabe preguntar dónde quedan esas declaraciones de que en ausencia de violencia cabrán todas las opciones políticas con las que de vez en cuando se descuelga algún representante del PSOE. Pues, por lo que vemos, sepultadas bajo las amenazas de una nueva y más restrictiva redacción de la Ley de Partidos y de cambios en la Ley Electoral para poner obstáculos al independentismo.

Non gelditu dira hainbat bozeramaile sozialistei behin eta berriro entzun diegun deklarazioak? Hainbat aldiz entzun diegu modu pazifiko eta demokratikoan idea guztiak defendatu daitezkela. Zer gertatzen da orain? Non daude hitz horiek? Pertsona guztientzako eskubide guztien aldeko aldarrikapen baketsu eta demokratiko baten aurrean, PSOE eta Auzitegi Nazionalaren erantzuna DEBEKUA da. Nora iritsiko dira? Joku demokratiko bezela, hau ulertzen al dute?

Comprobar que los peores augurios de prohibición de la manifestación se cumplían ha sido algo casi natural después de algunos análisis que hemos tenido que oír después del comunicado de ETA.

Eusko Alkartasuna lo dijo ya el día del comunicado. Este no es todavía el escenario al que queremos llegar, pero estamos un paso más cerca de llegar a él que hace una semana. Y negar eso es no querer ver la realidad.


Por eso, pedimos prudencia a la hora de realizar valoraciones, pero afirmar, como hemos oído que "no cambia nada", "es irrelevante", "no es un avance significativo", etcétera es inexplicable. No ser capaces de ir más allá que decir que se trata de "prosa confusa", o de terminología, y no ver que se están dando pasos hacia la paz y la normalización es estar muy ciego, o tratar de engañar a la sociedad.

Estos análisis son inexplicables, como decía, a no ser que lo que se pretenda es llegar al escenario en el que estamos hoy de prohibición de libertades civiles innegables, a no ser que se tenga la impresión de que hay que parar a toda costa un movimiento que, como la manifestación que debía haber hoy, tiene la adhesión masiva de la ciudadanía.

Momentu honetan Bilborako bidean egon beharko genuke guztiontzat eskubide guztiak aldarrikatzeko; baina adierazpen askatasuna eta manifestatzeko ditugun eskubideak urratuz, debekua etorri zaigu. Ez gera hauen probokazioetan eroriko, baina Eusko Alkartasunak argi utzi nahi du hasi dugun bideak ez duela atzera bueltarik.

Ahora debíamos estar camino de Bilbao para participar en una manifestación en defensa de todos los derechos para todos, pero paradójicamente, vulnerando nuestro derecho a la libertad de expresión y a la manifestación, se ha prohibido. Desde Eusko Alkartasuna reiteramos que el camino emprendido es irreversible. Así mismo, llamamos a la sociedad a responder con la serenidad y prudencia, que, desde luego, PP, PSOE y la Audiencia Nacional han demostrado no tener a este nuevo tiempo político.