lunes, 13 de septiembre de 2010

La plataforma Adierazi Euskal Herria responde a lo que la propia EA lleva muchos años pidiendo


El secretario general de Eusko Alkartasuna, Peio Urizar, ha advertido de que, tras la marcha prohibida este sábado en Bilbao, "antes o después", habrá una nueva manifestación en defensa de los derechos humanos, civiles y políticos que será "multitudinaria".

En una entrevista en la Cadena SER, recogida por Europa Press, ha defendido que ETA "va a tener que asumir que ya no está dirigiendo la situación dentro de la izquierda abertzale, que ya no tiene liderazgo" en ese mundo.

A su juicio, los diferentes "pasos" que está dando ETA, entre los que incluye su comunicado, está "generando nerviosismo" en algunos que "amenazan o advierten" a EA de que "no está haciendo bien las cosas" y que también "niegan que se estén dando avances en la izquierda abertzale" y "minimizan el valor de un alto el fuego de ETA".

"Se está generando un nerviosismo y nosotros lo que hacemos es incluir dentro de ese nerviosismo la negativa a permitir que se organice una manifestación cuyo primer puntos, entendemos que el más importante, era pedir el derecho y el respeto a la vida", ha destacado.

Para Urizar, está demostrado "históricamente" que las prohibiciones de manifestaciones "no sirven en Euskal Herria y son contraproducentes" para quien las ordena porque "la gente se va a solidarizar, se va a sentir ofendida".

"Antes o después va a haber una manifestación por los derechos civiles y políticos, por los derechos humanos y va a ser multitudinaria... cada vez más cuanto más se prohíba", ha añadido.

Urizar también ha dicho que la plataforma Adierazi Euskal Herria, promotora de la primera de las dos marchas prohibidas este sábado en la capital vizcaína y en la que se integran miembros de su partido, responde a lo que la propia EA "lleva muchos años pidiendo".

A su juicio, "Euskal Herria tiene unos derechos políticos y sociales", pero es necesario "poner por delante el derecho a la vida", como hace la citada plataforma, cuyos anunciados encuentros formales con agentes sociales y políticos serán "positivos para Euskal Herria".

Por otro lado, ha rechazado que la "apuesta soberanista" de EA se pueda "reducir" a la búsqueda de unas listas electorales conjuntas con la izquierda abertzale ilegalizada para las municipales.

Además, también ha negado que esta orientación ideológica que protagoniza actualmente su partido esté motivando un éxodo de militantes "más allá de las normales altas y bajas que se dan".

ETA

En cuanto al comunicado de la banda armada, ha insistido en que es "positivo" porque ETA renuncia a sus acciones ofensivas y ha reiterado que es "sólo un paso hacia el objetivo final".

"Desde luego que se tienen que dar más pasos, porque la situación, como está ahora, es insuficiente. Es insuficiente tanto en un sentido como en el otro", ha explicado en referencia a ETA y al Estado.

Asimismo, ha indicado que EA no va a permitir que ETA "marque los tiempos" porque en la apuesta política de su formación la organización terrorista "no aparece en ningún sitio". "ETA va a tener que asumir que ya no está dirigiendo la situación dentro de la izquierda abertzale, que ya no tiene liderazgo y, le guste más o menos, va a tener que ir dando pasos en ese sentido", ha asegurado.

Urizar ha asegurado que no le consta que el Partido Socialista tenga contactos con ETA, aunque "debería tenerlos", incluso indirectamente con "mediadores internacionales".

Por último, ha reconocido que espera una respuesta negativa a su propuesta para un proceso de pacificación por parte de algunas formaciones que creen que "la solución al conflicto sólo vienen por vías policiales y judiciales".