jueves, 24 de marzo de 2011

El fallo del Supremo retrasa el proceso de normalización

El secretario general de EA, Pello Urizar, ha afirmado que la decisión del Tribunal Supremo de impedir que Sortu concurra a las próximas elecciones municipales y forales "retrasa" el proceso de normalización, pero "ni de lejos, va a impedir que culmine". Urizar ha señalado que es una "mala noticia" la decisión del Supremo y que, a su juicio, viene "mediatizada por la presión política" que se ha dado en los últimos meses. En este sentido, cree que esta decisión viene "a retrasar lo inevitable" y ha señalado que la izquierda abertzale tomó "una determinación" y no va a haber "vuelta atrás".

"Al final no va a quedar otra que toda opción política en Euskal Herria tenga la posibilidad de desarrollar su proyecto dentro de la normalidad, que es lo que está buscando la totalidad de la ciudadanía vasca y, con esta decisión, se está retrasando esa realidad, pero no va, ni de lejos, va a impedir que el proceso culmine, lo único que va a hacer es retrasarlo", ha añadido.

A su juicio, se entra ahora en un "nuevo ciclo político" en el que las únicas vías son las "pacíficas y las políticas". "Todo lo que no sea, de alguna manera, ayudar a ese proceso es retrasar el propio proceso de normalización que requiere Euskal Herria", ha añadido.

Por otro lado, la secretaria de comunicación, Ikerne Badiola, señaló que la decisión del Supremo hace un "flaco favor a la democracia" y pidió una "respuesta unitaria a esta resolución".