sábado, 19 de marzo de 2011

La izquierda abertzale, EA y Alternatiba pactan una hoja de ruta para las municipales


Urizar:"EAk normalizazioari buruz defenditu dituen tesietara etortzen ari dira gainontzeko alderdiak".

Bizkaiko EAko hautagaiekin bidu da Urizar Bilbon

Kaixo guztioi!!!!

Es un honor compartir con todos vosotros afiliados, simpatizantes y candidatos de Eusko Alkartasuna en las próximas elecciones municipales y forales este momento decisivo en Euskal Herria en el que nuestro partido está siendo un motor decisivo en el cambio que se está produciendo.


Un momento del que, además, estáis siendo protagonistas principales, con el trabajo dentro del partido, con la gestión y las aportaciones que hacéis en las instituciones, con vuestro apoyo a toda iniciativa que ha demandado la participación de los abertzales en las calles.


Y no siempre ha sido fácil, porque, si me permitís hacer un ejercicio de memoria, podemos recordar que los hombres y mujeres de Eusko Alkartasuna hemos sido objeto de todo tipo de calumnias y advertencias por parte de responsables de partidos, consejeros, ministros y hasta algún juez por el trabajo que estamos haciendo. Un trabajo que ha partido de realizar una reflexión serena de la actual situación política y apostar por la configuración de un movimiento soberanista, progresista y pacífico.


Una reflexión que se tradujo en acuerdos estratégicos con la izquierda abertzale y también con Alternatiba que, sin duda, ha generado ilusión en la sociedad vasca, y se presenta como "clave" para alcanzar la normalización y pacificación de Euskal Herria.


Nos han amenazado y puesto bajo sospecha, volviendo a utilizar esa táctica de "criminalizar al nacionalismo" sembrando dudas sobre nuestra intachable trayectoria democrática. Nos han llamado de todo y esos ataques injustos no hicieron más que reafirmarnos en nuestra apuesta decidida por alcanzar la normalización y pacificación en Euskal Herria. Y no han tenido más remedio que reconocer, como Patxi López el otro día, que "EA es una formación democrática intachable a lo largo de su historia". Claro que esas palabras han llegado después de meses de recados de su consejero de Interior.


Quizá por eso la satisfacción es doble cuando vemos que el resto de partidos están viniendo a las tesis que ha mantenido Eusko Alkartasuna. Esta semana, sin ir más lejos, el presidente del PSE, Jesus Eguiguren, reprendia a su jefe, Rodríguez Zapatero, por no tener "valentía" de legalizar Sortu, y el propio López ha hecho recientemente unas declaraciones que hace sólo un par de meses eran impensables.


Ya decíamos en el Alkartasun Eguna, hace medio año, que Egiguren estaba haciendo un trabajo concreto: preparar el camino para que el resto de sus compañeros dijeran lo que él estaba diciendo entonces y era tachado de no sé cuántas cosas.


El PSE sabe que las cosas han cambiado, que no se le puede seguir diciendo a la gente que no han cambiado y que la sociedad no entiende determinadas posturas. Pero López y Zapatero no tienen las manos libres. Están presos del PP en Euskal Herria y de la opinión pública española en el Estado.


Por eso, son capaces de dar espectáculos como el que hemos visto esta semana en la que el PSE ha presentado una propuesta relativa a la legalización y la ha retirado corriendo en cuanto el PP le ha recordado que López es lehendakari gracias a sus votos.


Parecida situación tiene Zapatero en el Estado, donde es preso de la opinión pública y publicada unida a la derecha, y que es la que le va a descabalgar de la Presidencia haga lo que haga.


Hay que hacer un llamamiento al PSE, al PSOE, que se desprendan de la derecha rancia, que se unan a la mayoría social vasca para, entre todos, encauzar los caminos hacia la resolución del conflicto.


Y en estos momentos, con el camino ya recorrido, lo más urgente es legalizar a Sortu, para que todas las opciones políticas estén el próximo día 22 de mayo en las urnas.


Últimamente las instituciones europeas nos recuerdan con frecuencia lo que quienes vivimos aquí ya sabemos, que el Estado español tiene grandes déficit democráticos. En menos de dos meses, Europa le ha leído la cartilla a Madrid dos veces por no investigar torturas y le ha dicho que criticar políticamente al rey no es ilegal.


No estamos en el paraíso de la democracia, eso lo sabemos. Pero también sabemos que hay situaciones que no pueden alargarse más y no es posible mantener en la ilegalidad a una fuerza política cuyos estatutos cumplen la Ley, que ha dicho por activa y por pasiva que está inmersa en una apuesta seria por las vías democráticas y a la que se le están cambiando continuamente las reglas del juego.


No todo vale ante las elecciones, no vale mantener una ilegalización por cálculos electorales de la misma forma que no vale decir un día que ya vale de hablar de Sortu y al día siguiente presentar una iniciativa parlamentaria sobre ellos. Y eso es lo que ha hecho el PNV. Después de quejarse amargamente de que con esto de la ilegalización nadie habla de ellos, presentan una moción cuyo objetivo más que lograr el apoyo parlamentario a la legalización es meter cizaña entre PSE y PP, por eso de demostrar que las instituciones estaban mejor antes.


Es decir, cada uno va a lo suyo. PSE y PP quieren mantener un poquito más lo que consiguieron no con apoyo de la sociedad sino con la Ley de Partidos y PNV quiere, no se cansa de decirlo, seguir en las instituciones, no dice para hacer qué, pero seguir.


Yo hoy os pido que trabajéis en la preparación de las elecciones. Tenemos un trabajo enorme que hacer y toda la ilusión del mundo. Pero también os pido que no os olvidéis de que queremos llegar a las instituciones para desarrollar un programa independentista y socialdemócrata, para trabajar por nuestros vecinos y vecinas, no para sólo para estar.


Y os pido también que no os olvidéis de que en política no todo son elecciones, que estamos en un momento histórico, que tenemos una oportunidad histórica y que es nuestra responsabilidad aprovecharla.