domingo, 18 de septiembre de 2011

No hay aparato de Estado que haga frente a que los vascos tomen las riendas de su futuro


El secretario general de EA, Pello Urizar, ha afirmado que la sentencia sobre el "caso Bateragune" no ayuda al proceso puesto en marcha pero tampoco lo bloquea, ya que "no hay aparato de Estado que pueda hacer frente a que los vascos tomen las riendas de su futuro". Ha señalado que la alianza electoral abertzale irá el 20-N a Madrid "para decirles que queremos dejar de ir".

LIZARRA-. Pello Urizar ha hecho esas declaraciones en Lizarra, donde EA ha celebrado hoy el 25º aniversario de su constitución.

Ante unas 700 personas, el secretario general del partido se ha referido al acuerdo alcanzado con Alternatiba, Aralar y la izquierda abertzale para concurrir juntos a las elecciones del 20 de noviembre y ha señalado que supone "un paso más hacia adelante y positivo".

"Hace dos años, después de un proceso interno, hicimos una apuesta pública por la unión de los abertzales y el trabajo en común. Y, en ese sentido hemos visto que esa reflexión y los acuerdos estratégicos que se han ido cerrando estos últimos años han tenido respaldo muy importante en la sociedad vasca en las últimas elecciones. Entendemos que hay que seguir trabajando en esa línea también para las siguientes elecciones", ha aseverado.

Urizar ha subrayado que esas fuerzas políticas tienen enfrente "al Estado, al PP, a UPN y al PSOE", y por eso ha defendido que tienen que ir a Madrid "recabando todo el apoyo del electorado independentista de Euskal Herria, para ser la voz de este pueblo en Madrid" y "para decirles que queremos dejar de ir".

Urizar ha lamentado que el PNV "no haya querido participar en la apuesta por la unidad del soberanismo" y ha señalado que "su última aportación nos da poca credibilidad. Allá ellos".

Sentencia del "caso Bateragune"

Sobre la sentencia del "caso Bateragune", el dirigente de EA ha destacado que "no ayuda, pero no bloquea el proceso abierto. Es un estorbo".

Ha dicho no entender "cómo se puede condenar a unas personas que han sido las que iniciaron la reflexión dentro de la izquierda abertzale, que ha llevado a este giro estratégico que ellos mismos lo confiesan, que ha sido cambiar en 180 grados las vías que utilizaban. La sentencia no es una ayuda, eso está claro, pero no va a imposibilitar esta apuesta".

Para Urizar, "la sociedad vasca se ha puesto en marcha y, por muchos palos que pongan en las ruedas, no hay aparato de Estado que pueda hacer frente a que los vascos tomen las riendas de su futuro".

En su opinión, "la actividad armada de ETA es historia, felizmente superada", y "la negativa a cerrar este ciclo de manera oficial es interesada. Está claro que el cierre oficial precisa de un proceso técnico: abordar el desarme y el tema de los presos, etcétera".

Sobre los motivos por los que no se clausura ese proceso, ha opinado que es "porque saben que cuando se produzca no habrá excusas para iniciar un proceso democrático en el que este pueblo decida qué futuro quiere".

Tras insistir en que "PP y PSOE tiene vértigo a llegar a ese escenario", ha incidido en que su reto en las elecciones del 20-N es "alcanzar ese momento político".